Tiempo de Contar : Las mujeres que la dictadura usó para reprimir a prisioneras políticas”

#TiempoDeContar : La mujeres del Batallón Lidia Doce fueron usadas por la tiranía para reprimir a otras que estaban tras las rejas por buscar el restablecimiento de la Democracia en Cuba.

El listado de las víctimas de esas mujeres uniformadas es extenso. Algunas ya no están entre nosotros, otras ya con más de setenta años recuerdan en el exilio ese capítulo triste de la historia de Cuba en el que las mujeres  se prestaron para reprimir a sus semejantes.

Por eso muchas de las ex prisioneras políticas cubanas detenidas, sancionadas por los tribunales sin el debido proceso y confinadas en las horrendas cárceles de la isla  no olvidan la etapa en que fueron victimas de la represión de otras mujeres, “las del Batallón Lidia Doce”.

Alicia del Busto Septiembre 2019
Alicia del Busto

Alicia del Busto aún siente indignación cuando rememora uno de los episodios  ocurridos en el Vivac de Guanabacoa en el que estuvieron involucradas las milicianas de “la Lidia Doce. “Las llevaron allí a reprimir y contener a un grupo de mujeres presas por manifestarse contra el régimen”.

Otros testimonios de Cary Roque corroboran la forma déspota y abusiva en que procedieron contra las cubanas.

De igual manera los testimonios de mujeres que conocieron a Zoila Águila (La Niña de Placetas) durante el tiempo en que estuvieron en la cárcel dan fe de la forma en que las cubanas eran maltratadas por las milicianas y carceleras  que si bien no integraban ese batallón si pertenecieron a las Milicias que cumplían igual propósito.

59947196_2291432071072811_3737120996381949952_o.jpg
Expresas políticas cubanas víctimas de la tiranía. De izq a der Miriam, Ana María e Isabel

 

En la ciudad de Miami se realizó en Enero de 2019  un reconocimiento merecido a las ex presas políticas cubanas. Se les otorgó un Certificado que las acredita como “Heroínas del pueblo cubano” conjuntamente con una medalla del Presidio Político Cubano.

ContraElOlvido  

El Batallón Lidia Doce mujeres para reprimir mujeres

El Batallón Lidia Doce fue la primera estructura militar femenina en Cuba creada después de 1959 por la naciente tiranía. El primer grupo estuvo compuesto por 300 milicianas a las que el 20 de noviembre de 1960 se le sumaron otras 2 000 seleccionadas por sus respectivas milicias.

batallón lidia doceEse día queda marcado como fecha fundacional y con el primer pase de lista quedaron organizados las compañías, pelotones y escuadras, dirigidos por la capitana Isabel Rielo, una de las llamadas “Marianas de la Sierra Maestra”.

El primer grupo de esas mujeres venían da apoyar al Ejército Rebelde  en diversas labores tanto en la sierra como en el llano antes de 1959.

Una vez en el poder ellas continuaron sirviendo a la causa “revolucionaria”. Pero a partir de 1960 se sumaron mujeres de todas las edades, (incluye adolescentes y otras ya abuelas) y según han contado ellas mismas lo hicieron en medio de la efervescencia revolucionaria de aquellos años en que se manejaban los términos de construir una sociedad de nuevo tipo.

Renunciaron a la  tradicional posición de ama de casa, para tomar las armas y servir al régimen, según reseñaron medios oficialistas.

Otra de las acciones en las que fueron usadas por el régimen  ocurrió durante el desembarco por Playa Girón de la Brigada de Asalto 2506.

En La Habana más de 400 edificaciones fueron custodiadas o intervenidas en unas pocas horas del inicio del 17 de abril de 1961. Edificios altos, embajadas, conventos y grandes escuelas eran algunos de los inmuebles donde las miembros del Batallón Lidia Doce debían permanecer alertas en todo momento.

Desde sus puestos de vigilia en la capital las mujeres del Batallón “Lidia Doce” suplieron el lugar de los hombres que fueron a la zona del desembarco.  Algunas dijeron que de haberles dado la oportunidad    hubiesen ido a pelar.

Tras la derrota de la invasión por Playa Girón los capturados fueron recluidos en la Ciudad Deportiva. Los cabecillas y los heridos fueron trasladados para el Hospital Naval. Otra de las   misiones de las “Lidia Doce” fue la custodia de los prisioneros.  Así lo contaron a los reporteros de los medios oficialista en la isla:

El nombre de  Batallón Lidia Doce fue en honor a esa cubana que en los años de confrontación con la dictadura de Fulgencio Batista jugó un importante rol.  Llevó y trajo de la sierra los más importantes mensajes, cumplió las más arriesgadas misiones entre el llano y las montañas, condujo ejemplares del periódico guerrillero EL Cubano Libre,  medicinas y todo cuanto se le ordenó transportar.

Al trasladarse el Che y su columna a Vegas de Jibacoa, Lidia que se encontraba bajo sus órdenes fue designada jefe de su campamento auxiliar que contaba con 40 guerrilleros, su actitud firme y serena provocó cierto resquemor entre los hombres no acostumbrados a estar bajo órdenes de una mujer.

Cuando el Che comienza la invasión apenas llegado a Las Villa se puso en contacto con él, pues debía ser ella el principal enlace suyo con La Habana y la Comandancia General. Pero Lidia no pudo realizar dicha misión por ser capturada en la Capital cumpliendo una misión junto a su compañera de lucha Clodomira Acosta Ferral. 

Ambas se hospedaron en la casa de un combatiente clandestino que producto de la delación fue asaltada por la policía a altas horas de la noche. Después de golpearlos brutalmente fueron acribillados a balazos Alberto Álvarez de 21 años de edad; Leonardo Valdés de 23; Onelio Dampiel de 22 años y Reynaldo Cruz, 20 años. Lidia y Clodomira se abalanzaron sobre los asesinos, siendo arrastradas fuera del edificio y posteriormente llevadas a la 11na Estación de Policía.

Fueron brutalmente torturadas sin lograr sacarles una palabra,   ya moribundas las metieron en una lancha, en La Puntilla, al fondo del Castillo de la Chorrera y en sacos llenos de piedras las hundían en el agua y las sacaban, hasta que al no obtener tampoco resultado alguno, las dejaron caer en el mar donde desaparecieron sus cadáveres el 17 de septiembre de 1958.

Pero no fueron solo las mujeres del Batallon Lidia Doce las que Fidel Castro usó para sus propósitos. Durante la etapa de insurrección en la Sierra Maestra trece mujeres integraron el Pelotón Femenino Mariana Grajales.

¿Quiénes fueron las encargadas de la seguridad personal de Fidel Castro en la Sierra Maestra?

El 4 de septiembre de 1958, se fundó el Pelotón Femenino Mariana Grajales, unidad integrada sólo por mujeres en la lucha contra el régimen de Fulgencio Batista. Celia Sánchez, combatiente clandestina se incorporó el 19 de marzo de 1957 al Ejército Rebelde. Desde entonces, con el apoyo de Haydée Santamaría, comenzó a impulsar la creación del pelotón femenino y la incorporación de las mujeres a la insurrección en las montañas junto a los hombres.

Fidel con guerrilleras de su unidad en Sierra MaestraSe creó en la Comandancia General de La Plata. Fueron entrenadas en la zona montañosa del Oriente de Cuba y eligieron a Isabel Rielo como jefa del pelotón. Primero alcanzó el grado de capitán de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y al morir ya había sido ascendida a coronel.

Las Marianas, como se les conoce, estaba formado por 13 mujeres audaces que combatieron con las armas en la mano contra el ejército batistiano. Ellas tuvieron el privilegio de ser las primeras  en formar un pelotón de combate y mientras estuvieron en la montanas entre sus principales tareas estuvo la seguridad de Fidel Castro .

Una de las mujeres de ese grupo conocida como La Gallega  contó a la prensa oficialista cómo fue la creación de ese batallón.

“Convocó a la sazón a una reunión en la Comandancia de La Plata para ver la opinión que tenían sus integrantes sobre la idea de vincularnos directamente a la lucha. Casi ninguno estuvo de acuerdo con que se nos dieran armas, sobre todo porque aún quedaban hombres sin estos pertrechos. Pero Fidel dijo que él tenía plena confianza en las mujeres y que estas sí podían ser excelentes soldados para defender la causa común.

“Así fue que el 4 de septiembre quedó constituido el pelotón Mariana Grajales, en homenaje a la Madre de la Patria. El Comandante en Jefe, para ratificar su seguridad en nuestro valor, personalmente se dedicó a darnos instrucciones militares y guiarnos en las prácticas de tiro.

“Nos dieron un fusil M1 y nos uniformaron como al resto de los guerrilleros. En ese sentido tampoco hubo distinción. Se decidió en aquel momento, por la aptitud demostrada, que fuera Isabel Rielo la jefa, una determinación acertada pues era una mujer enérgica y de mucha firmeza y convicción”.

“Nosotras fuimos de las escoltas de nuestro líder durante el tiempo que permanecimos en La Plata: hacíamos la guardia y al lugar al que él se dirigiera lo custodiábamos. Ya en ese momento sentíamos que estábamos haciendo cosas importantes y vivimos anécdotas incomparables.

El Pelotón Femenino de Fidel

1.-Jefa: Isabel Luisa Rielo Rodríguez, San Luis, Santiago de Cuba.

2.-Segunda jefa: Delsa Esther Puebla Viltres (Teté), Yara, Granma.

3.-Olga Esther Guevara Pérez (Olguita), Pilón, Granma.

4.-Ángela Antolín Escalona (Angelina), Campechuela, Granma.

5.-Edemis Tamayo Núñez (la Gallega), Bartolomé Masó, Granma.

6.-Orosia Soto Sardina, Buenavista, Granma.

7.-Flor Celeste Pérez Chávez, Yara, Granma.

8.-Eva Rodríguez Palma, Buey Arriba, Granma.

9.- Lilia Rielo Rodríguez, San Luis, Santiago de Cuba.

10.-Rita García Reyes, Jiguaní, Granma.

11.-Juana Bautista Peña Peña, Pilón, Granma.

12.-Ada Bella Acosta Pompa, Buey Arriba, Granma.

13.- Norma Rosa Ferrer Benítez, Yara, Granma.

2 comentarios en “Tiempo de Contar : Las mujeres que la dictadura usó para reprimir a prisioneras políticas”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.