Ahora que Cuba está de moda hablemos de profanación de tumbas y personas desaparecidas


cuba tumbas profanadasConozco del dolor de familias cubanas que aún no saben dónde fueron sepultados sus seres queridos luego que los fusilaban, o sus cuerpos eran recogidos por los militares y la milicia comunista cuando caían en los enfrentamientos en el Escambray, y en otras regiones del país donde hubo insurgencia y oposición al régimen.

La familia de Osvaldo Ramírez nunca supo donde fue sepultado uno de los más activos oponentes a la Dictadura.Los restos de Tomas San Gil, Sinesio Walsh y otros guerrilleros que se opusieron a la cruzada comunista en los primeros años de la revolución desaparecieron del Cementerio de Santa Clara luego que las tumbas fueran profanadas por “desconocidos”.

El tema hoy de las profanaciones de tumbas, las fosas comunes y los restos de fallecidos que nunca han sido encontrados viene a propósito de una nota que leí en el Nuevo Herald donde un inversionista cubanoamericano cuenta que fue en mayo pasado al Cementerio de Colón para visitar el lugar donde yace, o mejor dicho yacía, su abuelo materno, Jacinto Pedroso, uno de los hombres de negocio cubanos más importantes de la primera mitad del siglo XX, y fundador del Banco Pedroso.

El inversionista descubrió entre otras barbaridades que la tumba de su abuelo Jacinto no sólo había sido vendida, sino que sus restos fueron arrojados en una fosa común y para saber lo ocurrido tuve que comprar la información.

“Cuando le di dinero al cuidador, me dijo que él mismo había hecho los trabajos, que borró el nombre y retiró los restos, que fueron tirados a una fosa común”, dijo Valdés-Fauli de regreso en Miami.

El inversionista por suerte tuvo dinero para recabar con el cuidador información fidedigna de lo ocurrido con alguien de su árbol genealógico que fue ilustre en la isla a principios del siglo XX. Incluso advierte que seguirá haciendo pesquisas porque a su familia le quitaron todo cuando la cruzada comunista llegó al poder y no va a permitir que también le quiten los restos de sus muertos.

Espero que el prestigioso hombre de negocios de origen cubano consiga “justicia” en ese caso.

II

En el Escambray y en Miami aún hay familias que anhelan saber donde descansan los restos de los seres queridos

cuba osarios

En el Escambray y en Miami aún hay familias que anhelan saber donde descansan los restos de los seres queridos que murieron durante los combates frente a la milicia comunista o fueron fusilados por los improvisados pelotones de fusilamiento que se componían a priori para darle muerte a los oponentes al régimen, capturados en las cruzadas de terror, o juzgados por tribunales espurios en cualquier lugar de la región.

Estrella Cuéllar, viuda de Osvaldo Ramírez asegura que a ella nunca le dijeron dónde sepultaron a su esposo que murió en abril de 1963 mientras estaba alzado en el Escambray y el cuerpo fue recogido por los milicianos.

Pese a innumerables gestiones que hicieron para conocer el destino de los restos mortales del Comandante guerrillero jamás tuvieron información confiable por parte de las autoridades militares y la seguridad del Estado que era quien se encargaba en aquellos años de esas acciones.

Cuando se difundió la noticia de la muerte de Osvaldo Ramírez la viuda pidió ver el cadáver y fue citada a Cienfuegos para identificarlo, sin embargo el cuerpo que le mostraron no era el de su esposo.

“A él le faltaba un dedo en una mano por eso yo pude comprobar desde que entré al lugar que aquel no era mi esposo porque al cadáver no le faltaba ningún dedo”, aseguró.

Osvaldo Ramirez (hijo) también hizo todo tipo de gestión para saber donde fue sepultado su padre y jamás consiguió una leve pista.

Hace dos años conversé con Mario Miranda residente en Trinidad quien me hablo de que su familias ha pasado los últimos cincuenta anos de la vida buscando saber donde fue sepultado su hermano y siguen sin respuestas. Incluso Gabriel Miranda hermano del desaparecido asegura que el Ministerio del Interior y la Seguridad del Estado deben tener el control de los osarios y las tumbas pero no dan la información porque no hay voluntad para aclarar plenamente todo lo ocurrido en esos años duros que vivió el país.

Los testimonios más recientes sobre la profanación de tumbas y nichos- procede de Santa Clara donde estana los restos de cubanos que murieron en el Escambray durante los enfrentamientos con las tropas militares y la milicia comunista.

En sus casos la posibilidad de encontrar respuestas de las autoridades cubanas están mucho más lejanas que las que buscará el empreario cubanoamericano.

Nacan Videos documentó lo ocurrido en octubre de 2013.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

1 comentario en “Ahora que Cuba está de moda hablemos de profanación de tumbas y personas desaparecidas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s