Cubanas denuncian malos tratos en Centro de Detención en EEUU

De #MiAgendaConCuba

Ayer publiqué en este blog el mensaje de Teresa Miranda, una opositora cubana que, desesperada, me pedía ayuda para dar visibilidad al caso de su hija Yudelkis Morales Miranda  detenida en el Centro de Detención La Salle, LouisianaA pesar de la lentitud del servicio de Internet por la tarde pude comunicarme  con Teresa Miranda desde Guaro, provincia Holguín, para obtener más detalles del caso que no solo implica a su hija, activista de derechos humanos perseguida por sus ideas políticas y que decidió abandonar Cuba luego de recibir serias amenazas policiales.

Yudelkis Morales MirandaCon Yudelkis Morales Miranda permanecen decenas de mujeres que firmaron una carta donde denuncian los maltratos a que han sido sometidas en los últimos meses.

Miranda me hizo llegar la carta de la hija  y me pidió que no revelara los nombres de las mujeres cubanas que firman pidiendo ayuda porque “ellas temen represalias” pero me insistió en que tocara las puertas de periodistas y medios de prensa radicados en los Estados Unidos que sí pueden acceder al lugar para comprobar lo que ocurre.

(segmento de una de las hojas manuscritas)  “…no había capacidad para nosotros, nos mantuvieron bajo la lluvia, que acecha en ese momento, enfermándonos de influenza algunas de nosotras.

Muchas no resistíamos las condiciones de alimentación, provocando desmayos, alrededor de 15 por día incluso administraron medicamentos por vida endovenaosa sin la anamnesis pertinente y provocó convulsión por alergia medicamentosa.

En este lugar pasamos más de 45 días y la atención médica era reincidentemente mala al igual que en el lugar anterior, incluso por la deficiente capacidad médica y mal atendida que estábamos, una de las nuestras perdió su bebé y para no ser demandadas y librar culpa y responsabilidad le dieron la libertad inmediatamente.

Algunas que le diagnosticaban una patología, no llegaban sus medicamentos y a otras se les daban equivocada provocándo reacciones adversas. Hubo casos graves al borde de la muerte como lo fue una señora llamada Guadalupe Pacheco que sufrió una aneurisma y jamás quisieran darle información de su condición médica a su hermana que venía acompañándola, así como tampoco le dieron a conocer su paradero, simplemente no la volvimos a ver.

Jamás tuvieron en cuenta que éramos mujeres, cuando los hombres que se entregaron junto con nosotras, los trasladaron a centros de Detención inmediatamente, respetando sus derechos, haciéndoles su proceso como es debido y otorgándole la libertad para llevar su proceso de Asilo desde fuera. En  cambio nosotras dormíamos en el piso nos bañábamos cada 18 días

La carta, de la que guardo copia contiene el nombre y apellidos, la firma  y el alien number de 43 mujeres que decidieron firmarla.

Frimas

Sigue el texto de ocho hojas de 10 hojas manuscritas. (Las páginas 9 y 10 son las que contemplan los nombres   y firmas).

imagen 1imagen 2imagen 3imagen 4imagen 5imagen 6imagen 7imagen 8

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .