La historia es interminable

ETECSA y Nauta.cu detrás de cada violación del derecho a la Internet.

El peligro de “hackeo” de correos electrónicos y redes sociales a los cubanos está presente cada vez que se conectan al Wi Fi de su localidad o barrio ( única opción cara lenta y vigilada que ofrece la dictadura). Nadie se puede escapar de ese peligro porque el que tiene el pan y el cuchillo en la mano es el que corta  por donde mejor le conviene y a la hora que le parece.

Lo ocurrido en varias cuentas de Facebook  de activistas, hackeadas descaradamente es grave, como grave han sido otras acciones organizadas por el ejército de informáticos que tiene el régimen para actuar contra los que  le hacen resistencia.

Arianna López, Jonniel Oyá y Alexeis Mora enfrentaron iguales intromisiones en sus perfiles y presumiblemente también  el de Loreto Ogun y Jany Corrales. Todos activistas del Frente de Resistencia Cívica.

Leonardo Rodríguez de Camajuaní en Villa Clara pasó por los mismo. Le hackearon la cuenta de Facebook y aparecieron publicaciones supuestamente hechas por él que lo podrían haber enemistado con opositores con los que mantiene una estrecha relación de amistad.

La historia es interminable y empeorará. Rusia está lejos en geografía pero cerca en el corazón de los “viejos tiranos dioses” y los “nuevos dioses tiranos” de la isla.

Más de un año estuve advirtiéndolo por todas las vías que pude y no dejaré de seguir haciéndolo.

Google… Yandex … Baidu… cortafuegos…

Aquí les dejo el enlace de un artículo publicado en  Diario de Cuba donde hay información que me ayuda a fortalecer mis argumentos.

Destaco algunos párrafos…

Se trata de un proyecto de ley actualmente tramitado en el Parlamento ruso para dotar al país de una internet independiente.

Dicho proyecto, en nombre de la lucha por la seguridad informática, prevé que los sitios rusos funcionen sin tener que acudir a los servidores extranjeros. Esto se traduciría, entre otras medidas, en un control centralizado de los proveedores de internet, en la reducción a mínimos de la transferencia al extranjero de los datos intercambiados entre usuarios rusos, en la filtración del tráfico en la red y, en caso extremo, en el cese del flujo de servicios y contenidos virtuales procedentes del exterior.

El objetivo sería lograr una internet rusa “soberana”, desconectada del mundo. 

Algunas pruebas ya han sido realizadas en este sentido. En octubre pasado, durante las protestas que agitaron la república caucásica de Ingusetia, internet fue cortada varios días, poniendo en sordina la región.

No obstante, este proyecto suscita serias dudas en cuanto a su realización a corto plazo. A diferencia de China, que desde el principio construyó su propia internet, Rusia está totalmente integrada en el diseño global de la red. 

Por ejemplo, sus principales firmas en el sector, como Yandex, tienen servidores en el extranjero, mientras que multinacionales, como Google, tienen servidores en Rusia. El aislamiento virtual acarrearía perturbaciones imprevisibles. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.