Cuando la casa no es calabozo y las calles son de los militares cubanos

Este 2015 y a solo siete días de que se cumpla un año de la decisión del presidente de Estados Unidos de establecer relaciones conla dictadura volvió la serpiente a morderse la cola.

Anuncios

Decenas de cubanos que integran organizaciones opositoras a la dictadura fueron arrestados y reprimidos el 10 de diembre fecha en que se celebra en el mundo el día de los derechos humanos.

Aunque no pude recoger los testimonios de todas las víctimas de los militares ese día resumo aquí algunos testimonios a los que tuve acceso muy temprano el viernes, cuando aún no todos habían sido liberados y varios se quejaban de fuertes dolores en el cuerpo, por los maltratos recibidos y las laceraciones en la piel producidas por las esposas que les pusieron para someterlos injustificadamente.

En diciembre de 2014  una semana antes  de que el presidente Barack Obama decidiera estabecer relaciones con la dictadura ocurrieron en ese mismo lugar de La Habana acciones represivas.

Este 2015 y a solo siete días de que se cumpla un año de la decisión del presidente de Estados Unidos volvió la serpiente a morderse la cola.

Cuando la casa no es calabozo

12316274_1681495835399774_608772530942295552_n
María C Labrada

El expreso político Ángel Escobedo fue arrestado en el momento en el que salía de su casa y reportaba para Martí Noticias sobre la represión en Cuba contra los opositores que pretendían celebrar el Día de los DDHH el jueves 10 de diciembre.

Desde el amanecer su casa amaneció vigilada de forma evidente por algunos ciudadanos al servicio de la Dictadura que es quien se encarga de financiar las acciones represivas contra los opositores políticos en Cuba. Fue liberado por la noche luego de mantenerlo varias horas en calabozos.

María Cristina Labrada la esposa de Escobedo es Dama de Blanco y también ese día fue arrestada cuando salía de la casa para las Calles 23 y L en el Vedado a celebrar la fecha. La condujeron a base de maltratos al Vivac y el viernes 11 por la trade aún no la habían liberado porque según informó  el esposo “ella se negó a un exhaustivo chequeo corporal por parte de las militares que la arrestaron y entonces usaron el castigo de dejarla en calabozos más tiempo.

12346464_1681496332066391_990697654643314214_n
Militar vestido con ropa civil vigila la casa de Escobedo

Ese jueves por la mañana en Lawton otro grupo de activistas de Derechos Humanos que tenían previsto dirigirse hasta El Vedado para celebrar fueron arrestados apenas salieron de la casa sede del movimiento Damas de Blanco en Lawton.

“En la calle Porvenir y E en Lawton cerca de la sede de las Damas de Blanco fueron arrestadas 8 Damas de Blanco entre ellas Berta Soler, representante del movimiento opositor y el expreso político Ángel Moya”.

La sede del movimiento de las Damas de Blanco  había estado vigilada desde el día 9 de diciembre y para dar apariencia de normalidad las autoridades comenzaron a poner  tarimas y venta de artículos comestibles y bebidas en el área.

Ver: Régimen #Cuba prepara provocación frente a sede , Régimen arma carpas de venta de alimentos frente sede Damas d Blanco

1NI7RMhEsas acciones fueron interpretadas como una provocación para cuando  salieran y así lo expresó Angel Moya en la red social twitter y quien antes de su arresto  escribió:   “La casa no es calabozo”.

Berta Soler relató lo que pasó con ellas  nada más llegaron los militares vestidos con uniformes de policía unos y con ropa civil otros a detenerlas.

“En mi caso me introdujeron en el auto patrullero, me golpearon en la espalda, me halaron el pelo, me mantuvieron obligada a doblarme sobre el piso de la patrulla, esposada y eso me produjo un fuerte dolor en la cervical que aún lo tengo”, dijo la líder de las Damas de Blanco.

“Me mantuvieron esposada por dos horas después de estar dentro de la estación de Alamar”. Puede escuchar el audio en este enlace.

1
Militares y simpatizantes de la dictadura le tapan la boca a Lázaro Yuri Valle en 23 y L

Cuando las calles son de los militares

 

Los que pudieron llegar a 23 y L enfrentaron  la violancia, que  pudo ser documentada a medias porque las huestes del General trataron de “tapar el sol con un dedo y con unas banderas”.

FormatFactoryIMG_4041El reportero ciudadano Lázaro Yuri Valle que había ido allí a filmar la celebración fue una de las víctimas más visibles aunque no la única.

“Me detuvieron y taparon la boca para que no pudiera gritar que violaban mis derechos. Intentaron poner una bandera dante para que no vieran como me maltrataban”. “Me sacaron de allí arrastrándome por todo el pasillo del Coppelia agarrados a las esposas que me  pusieron muy apretadas”, dijo.

De la parte de atrás de Coppelia  los llevaron a empujones hasta un ómnibus junto otros activistas y allí los mantuvieron cuatro horas a todos sin permitirles hablar, fumar o ir al baño. Luego los trasladaron para diferentes centro de detención. “En mi caso y el de 29 hombres y 20 mujeres nos mantuvieron en el Vivac hasta pasadas las 9.00 pm en que comenzaron a liberarnos”, explicó Yuri Valle.

(Hace apenas dos semanas Valle enfrentó la violencia policial cuando intentaba cubrir los eventos en la embajada de Ecuador en La Habana).

12322374_1681486122067412_1082686043001949439_o
Eralides Frómeta

También en 23 y L,  fueron detenidas violentamente las Damas de Blanco Jacqueline Boni, Ivon Lemus y Eralides Frómeta.

Lemus fue liberada por la noche pero ayer por la tarde aun seguían en los calabozos Jacqueline Bono y Eralides Frómeta.

Lemus calificó de muy violento el arresto de todas las mujeres que lograron llegar a la céntrica área del Coppelia.

“Nos halaron muy fuerte el pelo y nos aplicaron técnicas de estrangulamiento para someternos, tengo dolores en la cervical y en las manos de lo fuerte que nos pusieron las esposas”.

“Estuve un rato detenida junto a Boni y Frómeta en la estación de El Cotorro y escuché al esbirro llamado Camilo  ordenar que a ellas las mantuvieran más de 48 horas detenidas, dijo Lemus.

 

 


Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

1 comentario en “Cuando la casa no es calabozo y las calles son de los militares cubanos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s