Primavera blanca con más candados y mordazas

Las cifras de encarcelamiento de activistas pacíficos de derechos humanos aumentaron el pasado mes de marzo. Los masivos arrestos de disidentes rondaron el millar. Las descomunales y frecuentes golpizas a mujeres y hombres civilistas para impedirles salir de sus casas y el corte o bloqueo generalizado de las comunicaciones telefónicas formaron parte del manual represivo.

El 18 de marzo comenzaron los primeros aguaceros de detenciones como preámbulo de la primavera cubana. Más de 50 mujeres vestidas de blanco fueron a parar a los cuarteles de la policía, unas fueron sacadas de sus casas, otras abordadas en plena calles y obligadas a entrar en los autos patrulleros y las retuvieron en lugares alejados de sus casas. También varios hombres corrieron con la mala suerte de dormir en los pisos húmedos de las estaciones policiales y los fueron liberando a cuentagotas días después.

El 24 otra tanda de arrestos y violencia policial tuvo su curso y no paró hasta el día en que un avión condujo al Papa a Roma para prestarse a dar inicio a la Semana. Acto seguido las celdas policiales se abrieron para dejar regresar a sus casas a Damas de Blanco, opositores y periodistas independientes pero como el régimen no da puntadas en falso dejó una muestras en prisión para “la dosis del escarmiento” y arrestó a algunos más para que el mensaje de “hago lo que me parece y nadie me detiene” “quedara claro.

El resumen al terminar abril es que 11 defensores de los derechos humanos fueron encarcelados en las últimas semanas por razones políticas y acciones pacíficas y lícitas que están de acuerdo plenamente con lo establecido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los Pactos Internacionales de los Derechos Civiles, Políticos, Económicos, Sociales y Culturales.

Dos mujeres, Niurka Luque Álvarez y Sonia Garro Alfonso están en las cárceles del Guatao y Manto Negro en La Habana, a ambas no le han realizado juicio ni acusación formal y en el caso de Ramón Alejandro Muñoz González, esposo de Garro, las condiciones son las mismas solo que a él lo trasladaron hacia el Combinado del Este.

De igual manera Jorge Vázquez Chaviano y Luís Enrique Ponce Sánchez fueron conducidos a las prisiones sin juicio ni acusación formal y en Santiago de Cuba continúan encarcelados sin juicio ni acusación formal Dany López de Moya , Vismar Mustelier Galán y José Daniel Ferrer al tiempo que en Guantánamo aun las autoridades policiales no se deciden a ponerle fecha de juicio a Niorbis Rivera Guerra, Rogelio Tavio López quienes permanecen en el Centro de Instrucción Policial de la ciudad hace ya tres meses.

Los nuevos encarcelamientos elevan la cifra de reos políticos dentro de las penitenciarías del Gobierno Cubano a más de 50 casos.

La primavera negra como se le llamó a la ola represiva de 2003 que llevó a la cárcel en una jornada de tres días de detenciones y allanamientos a 75 cubanos, esta vez tiene los tonos claros por el color de la ropa de los que protagonizan en las calles la lucha cívica noviolenta, pero igual es una cruzada represiva del régimen, ola silenciosa, que encierra con pausas y aplica la ley con la medida del candado y la mordaza.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s