La injusticia y el abuso usan traje de policía en Santa Clara.

Nuria Pérez Martínez y el esposo Ricardo Arrechea Gómez viven en el reparto Los Sirios en Santa Clara y fueron víctimas de un acto de repudio que puede calificarse de brutal siempre que se conozca que en la casa había una niña que resultó golpeada por los objetos contundentes lanzados contra la vivienda por varios “simpatizantes del gobierno.

Las turbas que realizaron la acción estaban compuestas por algunos vecinos del lugar y otros que aparecieron como por arte de magia en el lugar y se prestaron para realizar el acto despreciable de arrojar piedras y palos contra una casa donde solo había una familia indefensa y que por demás no había cometido ningún delito. A menos que alguien crea que ser activista de derechos humanos constituya un crimen.

Varios miembros de la seguridad del estado presenciaron los hechos pero ninguno intervino para evitar que aquello ocurriera y cuando los agredidos pudieron salir de la casa y se dirigieron a la Unidad Policial cercana la única respuesta que recibieron del oficial de guardia fue que no podían proceder porque necesitaban un documento médico que acreditara los golpes recibidos.

Los agredidos fueron al hospital de la ciudad, los médicos los atendieron y les entregaron documentos clínicos. Regresaron a la unidad policial y mostraron los certificados médicos y de paso la niña golpeada por la turba que antes había arremetido contra la familia. Los policías de guardia dijeron que no había elementos contundentes en ese certificado para proceder contra “los agresores” por lo que no podían hacer nada. Los agredidos regresaron a su casa sorprendidos de la conducta de quienes ellos suponían, deben exigir el orden.

II

Veinticuatro horas después de ese suceso un ciudadano nombrado Pablo Molina que ha participado en otros actos de repudio contra los opositores de esa zona se acercó a la vivienda del matrimonio y le dijo a cuantos pudo que iba a quemar la casa de los “contrarrevolucionarios” Ricardo y Nuria.
Ante las amenazas y el amplio historial delictivo de Pablo y dos hijos adultos que le acompañaban, los vecinos aconsejaron a Ricardo ir a la estación de la policía a poner la denuncia y así lo hizo, pero lo que encontró fue el rechazo de los policías que lo agredieron y golpearon a él primero y a su esposa después cuando intervino pidiendo que pararan el abuso.

Durante horas los amigos que desde la calle vieron aquello estuvieron indagando por el matrimonio. Finalmente supieron que de la Unidad Policial del Condado donde los golpearon y mantuvieron detenidos un tiempo luego los llevaron al hospital porque Arrechea requirió atención de urgencia.

Ahora Ricardo Arrechea Gómez tiene en su cuerpo huellas de golpes, apenas puede hablar porque casi lo asfixian con las técnicas de inmovilización que le aplicaron, tiene un certificado médico que acredita lo de las lesiones severas pero no puede ir, en su país, a la policía a pedir protección y justicia.

III

La ciudad de Santa Clara no es infinita. La frontera entre los ciudadanos es transparente. En ambos lados están los represores que gozan de impunidad y las víctimas acosadas y reprimidas hoy. En las calles del poblado los rostros de los que hacen el bien coinciden día a día con los rostros de los que hacen el mal y la dictadura no es eterna.
foto/cortesia de Belkis Toledo

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

Un comentario en “La injusticia y el abuso usan traje de policía en Santa Clara.”

  1. Es indignante que un hermano levante su propia mano contra su propio hermano, recibirán mayor condenación porque todo en la vida tarde o temprano se paga.
    Ahora bién qué hacen tantos mirones, obsevando una injusticia, acaso no sabes que te hace cómplice de la misma, si se unieran todos y le cayeran a los policias ten por lo seguro que se les acabarían sus guaperías y abusos, cubanos de a pie la decisión las tienen ustedes UNION.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s