Te recuerdo Cuba cuando vino Juan Pablo II.

Los preparativos para ir a la Misa del Papa Juan Pablo II los recuerdo hoy cuando miro en Internet los que escriben mis amigos desde Cuba. Entonces vivía en Manicaragua lugar donde el párroco Antonio Azel y el diácono José Raúl se encargaron del prepararlo todo. Los vi visitar a los feligreses para incluirlos en los listados de los que irían a la Misa en el terreno aledaño a la escuela de deportes Manuel Fajardo y no en la Plaza de la Revolución de la provincia Villa Clara, como sí ocurrió en Santiago de Cuba, Camaguey y La Habana. ( la llamada Plaza de la Revolución de Santa Clara muestra la figura del meteco Guevara y según supe ahí sí que la comisión de la iglesia católica que se encargó de seleccionar los lugares que el gobierno propuso dijo -NO es muy fuerte!).

Todo el que quiso ir se incluyó y jamás escuché a alguien hablar de distinción entre los colores políticos. Si vi como las mujeres encargadas de hacer los listados, todas beatas de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, tuvieron en cuenta preguntarle, primero, a los laicos de la iglesia, si querían ir, si podían ir y después, al pueblo en general.

No asistí a la Misa porque mi hijo era muy pequeño y dado las características del evento no era conveniente llevarlo. Mi esposo y yo determinamos que fuera él y yo me quedara en casa pero siempre atenta a la televisión nacional (única en Cuba) que trasmitía el evento. No escuché antes de llegar Juan Pablo a Cuba a ninguna persona hablar de temas como este:
http://www.martinoticias.com/audio/audio/5758.html
“Cuando Berta Soler, líder del movimiento, era entrevistada por Radio Martí, se le acercó un oficial de la policía política identificado como “Alejandro”, quien le dijo que la orden que había recibido era que se les iba a permitir a las Damas de Blanco habaneras asistir a misa, pero que las del interior iban a ser interceptadas y detenidas para que no pudieran llegar a la Iglesia.

Tampoco supe que hubieran ocurrido prohibiciones como estas: @alambradas

Pero el tiempo pasó y en la frontera transparente que marca la distancia invisible entre cada cubano, aparecen nuevos retos y prohibiciones para al rebaño de Dios que vive en Cuba y en la diáspora y que a pesar de las palabras de Pedro Meurice y de las homilías de Juan Pablo II, ha seguido confundiendo muchos términos y no acaba de incorporar otros.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

1 comentario en “Te recuerdo Cuba cuando vino Juan Pablo II.”

  1. Ya no está presente Monseñor Boza Mas-Vidal, [EPD] digno Obispo que se le enfrentó al tirano en sus principios. Ya no está presente Monseñor Pedro Meurice Estiú, [EPD] que tuvo la valentía de denunciar al régimen castro-comunista en la Misa oficiada por Juan Pablo II en Santiago de Cuba, pero los cubanos de a pie tienen dos grandes oportunidades de denunciar a ese régimen dictatorial castro-comunista, en las misas que se oficiarán en Santiago de Cuba y en la Habana de gritar al unísono LIBERTAD, LIBERTAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s