Amelia Doval: Los extremos siempre tienen un final

Portland, la tierra de anarquía es también la tierra de lo amargo, y ahora está bajo fuego premeditado de quienes escogieron destruir para vencer porque según su credo, el desarrollo, la abundancia, la belleza son símbolos de una sociedad con muchos defectos, una sociedad según ellos que protege a los que tienen demasiado dinero y no lo quieren compartir, sin entender que son precisamente ellos quienes crean los trabajos. Lo chistoso del cuento es que cuando están en la misma posición actúan igual. Les han inculcado que igualdad es sinónimo de pobreza indigna. Sembrar en sus pensamientos la palabra igualdad ha tapado el significado de tanto odio. Estos personajes manipulados no alcanzan a entender que los culpables de su desbalance social son los mismo que ahora los impulsan a estas acciones, estuvieron años trabajando en su pobreza y desigualdad para ahora manipular el discurso con ella, la realidad es que desigualdad es sinónimo de envidia.

Disculpen aquellos que no comparten esta idea pero, cuando usted ansía alcanzar algo y no se conforma con verlo a través de la vidriera hasta que su esfuerzo lo compense con el objetivo ( ricos, menos ricos y pobres todos tienen algo que desean) y en respuesta a su pasividad, su carencia de estrategia o cualquiera otro motivo, decide destruir, incendiar, eliminar, entonces no tiene que ver con compartir, con dar a todos sino con dejar a todos sin sueños. Es simple, el daño les rebota más tarde como un boomerang porque el dinero destinado a progresar en sus comunidades debe ser utilizado para reconstruir, muchas compañías abandonan los sitios donde la violencia abunda, su propia comunidad se vuelve más pobres porque su gente pierde los empleos.

Es imposible determinar psicológicamente qué impulsa a un grupo de personas a sentir la obligación de cumplir con ciertos requerimientos que la coloquen como seguidores de una falsa ideología capaz de destruir todo a su paso. Es demasiado macabro el objetivo y extremadamente estudiado el método. Todos actúan de igual manera, no importa el país, el momento histórico, la raza ni lo que promuevan para justificar sus acciones; los procedimientos se repiten. Las organizaciones cambian sus nombres, prometen ser más o menos radicales, a la larga el final es el mismo, destruir los logros de la humanidad, derrumbar el progreso para comenzar a controlar en gran escala.

La suerte es que la cordura acedía a su enemigo y se hace de un ejército capacitado para enfrentar el desenfreno. Hay que esperar un tiempo prudencial, eso es estrategia. El final de tanta locura llegará. El acertijo de estos tiempos es ¿cuánto demora la verdad en salir a la luz?

ADNEWS 67 ( youtube)

Aliesky Rodríguez TP ( youtube)

Con Permiso ( telegram)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .