El activista tunero Adrian Gongora Santiestevan y el escritor Rafael Vilches, fueron detenidos violentamente por agentes de la seguridad del estado mientras realizaban una transmisión en vivo.

Las imágenes hablan por sí solas, agresión tras agresión y continuamos inertes, como si nada estuviera pasando en este pedazo de cárcel flotante. Personas que vestidos de civil, sin identificarse, golpean a ciudadanos, amparándose en la autorización que les brinda ser unos delincuentes con carnet.

Actualización: El escritor Rafael Vilches fue puesto en libertad y multado con 2000 cup.

La Seguridad del Estado se llevó de forma violenta a Adrian Gongora Santiestevan por el simple hecho de grabar cuando un inspector le ponía una multa a un ciudadano. Junto a él se encontraba el escritor Rafael Vilches ( premio Reinaldo Arenas) quien también fue arrestado. A ambos los conozco y de sobra sé que son personas nobles y buenas. Este tipo de atropellos no terminará hasta que el pueblo no diga ¡basta!

Federico M Nuñez

Este es Cuba un país que reprime a sus ciudadanos solo por tener ideales diferentes a la dictadura. Solo hay hambre, miseria, represión. La gente quiere poder comer y vivir en santa paz cosa difícil para que no hay nada en las tiendas. Los hospitales sucios llenos de inmundicia y sin medicinas y así engañan al mundo diciendo que son una potencia médica cosa que no es verdad. La gente sufre.. Libertad para Adrian Gongora Santiestevan. Ya basta de reprimir al pueblo cubano. Italianos, ayuden a los cubanos. Compartan para que todos sepan de cómo se vive en ese infierno.

Leonardo Rodríguez Alonso

Hoy mi amigo Rafael Vilches fue arrestado junto a Adrian Gongora Santiestevan q hacía una directa sobre inspectores que multaban a unos vendedores de flores. Finalmente Vilches fue multado con $2 000 y amenazado con deportarlo por no tener residencia en Las Tunas. Cuba, en este caso, viola el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, sobre la libre circulación y el lugar de residencia a nuestra libre elección, también fuera de nuestras fronteras. Cuba ocupa un puesto en el Consejo de DD.HH de la ONU, lo cual es bochornoso.A propósito de la canción “Yo soy cubano”Alexis, Willy Chirino: “En Miami o en Japón yo soy cubano” y no lo es un holguinero en Las Tunas, dejemos la utopía y vamos a lo que vamos…yo me siento, como Vilches, cubano de los genuinos pero aquí somos guiñapos humanos. ¿En Miami o en Japón, en Alaska o en Cancún? No señor, yo estoy regulado…

Testimonio de Vilches: Le vi la cara al compañero que me atiende en la ciudad de Las Tunas.

A las 2 p.m. salí de mi casa a buscar algo de comer, por el camino me encontré con Adrián Góngora, me acompañó al Mercado El Tunero y antes de llegar nos encontramos a tres inspectores poniéndole una multa a un vendedor de dulces, uno de los inspectores, al percatarse de la presencia de Adrián, llamó por teléfono a la PNR.

Salimos de allí y Adrián comenzó a hacer una directa. En el Parque de las Flores un policía nos dio alcance y nos pidió el carné. Llegaron varios policías, unos informados y otros vestidos de civil, que le fueron arriba a Adrián con tremenda rabia para quitarle el teléfono.

Lo tiraron al piso, lo golpearon, le retorcieron los brazos, y al ponerlo de pie, le pusieron una llave de estrangulación y lo esposaron. Luego, en el yipee 871, esposados nos montaron, también iba un vendedor de plantas que protestó por el abuso de la policía con Adrián.

En la 3ra fui amenazado por el agente de la SE que violentó a Adrián. Me pusieron una multa 2000 pesos, que no firmé, y fui amenazado de que si no la pago en tres días voy preso para el Típico o deportado para Holguín.

Según ellos, cada vez que me sorprendan fuera de mi casa seré multado con 2000 pesos. Me confesaron que mi estancia allí no era casual, me amenazaron con mis 4 hijos. Uno de ellos sabía de mis libros, y me habló de mi novela Sálvame si puedes, y del Premio Reinaldo Arenas. Vaya!, le vi la cara al compañero que me atiende en la ciudad de Las Tunas. Me tuvieron detenido hasta las 4 p.m.