“Para un pueblo sin memoria no habrá gloria” (Raudel Collazo).

En memoria de los patriotas cubanos fusilados en la década del sesenta por órdenes de los seres excecrables que llegaron al poder y para despertar conciencias acerca del cuestionamiento de nuestro pasado y la importancia del rescate de la historia.

He escuchado testimonios de sobrevivientes de aquellas jornadas de horror en Cuba en que algunos hombres presos antes de salir al paredón de fusilamiento le dijeron a sus compañeros de celda que les habían extraído la sangre.

Pero el “negocio” de la sangre del régimen comunista no quedó en esas historias. Síguele el rastro al tema y encontrarás más denuncias.

Enlaces para búsquedas en Archivo Cuba.

Sección Verdad y Memoria