Los responsables de la muerte de #JWS aún gozan de total impunidad

Juan Wilfredo Soto García (JWS), un opositor al régimen castrista, murió un 8 de mayo de 2011 en el Hospital Arnaldo Milián Castro, en la ciudad de Santa Clara ciudada donde residía.

Soto García, al que todos conocían por “El estudiante”, había tenido un altercado con la policía tres días antes de su trágica muerte.

El Pastor Bautista Mario Félix Lleonart se encontró con él en la calle minutos después de que fuera golpeado. “Pastor, pastor, esta gente me han matado” fueron las palabras de Soto a Lleonart Barroso, que desde esa fecha ha estado tocando a todas las puertas posibles para que se haga una investigación del caso.

Cada año el religioso y su esposa Yoaxis Marcheco recuerdan ese día y denuncian el crimen. Les comparto la publicación de Yoaxis Marcheco en RadioViva 24.

El 8 de mayo, pero del año 2011, murió Juan Wilfredo Soto García, El Estudiante, la Policía Nacional Revolucionaria lo molió a golpes, a un hombre enfermo, el mismo día de la golpiza la Historia tuvo la suerte de que Juan Wilfredo se encontrara con Mario Felix Lleonart Barroso, a quien él llamaba mi pastor, y digo la Historia tuvo la suerte porque fueron los oídos de Mario los que escucharon de boca del Estudiante: Me han matado.

El pastor inmediatamente emitió un tuit donde sacaba al mundo la gran fechoría que las fuerzas represivas del régimen de Castro acababan de cometer, que el régimen lo negara con falacias solo lo puso aun más en evidencia. Aun así la muerte de nuestro amigo nos sorprendió, fue la voz de Guillermo Fariñas la que a través del teléfono nos dio la dura noticia: “Acaba de fallecer El Estudiante”.

Fue un domingo día de las madres, recuerdo bien, que día para enlutar el corazón de una de ellas. Junto a Mario fui al velorio, nunca me había visto entre tantos opositores juntos, creo que los mártires tienen la dolorosa virtud de congregarnos, también así pasó cuando la muerte de Oswaldo Payá. Las palabras del pastor Mario Félix aquella tarde oscura las tengo bien grabadas en la memoria, fue un llamado a todos los cubanos a terminar con el odio, con la opresión, fue un llamado a la reconciliación de hermanos divididos.

Nuestro compromiso con Juan Wilfredo y con todos nuestros mártires es no enterrarlos en el olvido, ellos han de ser siempre el combustible que nos mueva en esta agotadora y larga lucha, ellos son la verdadera inspiración a seguir a pesar de los obstáculos o de las frustraciones, ellos son lo mejor de nosotros. Yo elevo un homenaje al Estudiante y le doy gracias a Dios por todos los valientes, nuestros guerreros, por la vida que vivivieron, que ellos nos sigan inspirando.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.