El ciudadano con un teléfono en sus manos es un comunicador en potencia que puede denunciar lo que ocurre en su entorno.

Los videos que contiene este post fueron compartidos en las redes sociales desde diferentes puntos de Cuba en los últimos días.