Mi respaldo al gobierno que protege a sus ciudadanos

Para los funcionarios que se vieron seriamente afectados mi solidaridad, apoyo y respaldo. Para los que perpetraron el hecho mi denuncia y rechazo total.

Los ataques al personal que trabajaba en la embajada de EEUU en La Habana, las irreversibles condiciones de salud que padecerán para siempre muchos de ellos y la implicación que tiene el incidente en el plano político mundial parece que pasan a segundo plano una vez que el gobierno de Trump anuncia medidas que restringen otorgamiento de visas a los cubanos.

Lo que ha ocurrido es grave, muy grave. Ciudadanos de Estados Unidos  sufrieron ataques del país donde trabajaban y eso es imperdonable.  Sufren daños cerebrales, pérdida de audición y equilibrio, problemas cognitivos y edemas cerebrales, desde el año pasado. Mi camino en este instante está al lado de ellos y de este  gobierno que   protege a sus ciudadanos.

Medios de prensa han precisado que se reportan más de veinte casos confirmados de personas afectadas. y una fuente del Departamento de Estado dijo que los ataques no ocurrieron en la embajada estadounidense. Antes se había reportado que funcionarios del gobierno estadounidense creían que los ataques ocurrieron en las casas de los diplomáticos, todas contratadas al gobierno cubano, y en  el Hotel Capri, en la capital donde también se alojaban.

No es mi tema hablar ahora de cuanto  afecta a los cubanos que trabajan por cuenta propia de que no van a obtener ganancias porque el turista americano no los va a visitar  luego de que el gobierno de Estados Unidos tomara la decisión de proteger a su personal de embajada y a sus ciudadanos.

embajada.PNG

Sobre el incidente circulan numerosos reportajes en Internet. En ellos se recogen impresiones de los cubanos y   cuánto les afecta  el anuncio de la suspensión de  emisión de visas  de “forma indefinida”, tras los “ataques” contra sus diplomáticos que obligaron a EEUU ordenar la salida de Cuba del personal de la sede en La Habana.

En un reportaje de la BBC Mundo un ciudadano identificado como el economista cubano Ricardo Torres, investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana dijo que “Si no se emiten visas para los cubanos desde acá, el flujo de cubanos a Estados Unidos visitando familiares o amigos, se puede reducir de forma importante y generalmente esas personas cuando viajan regresan con productos y con dinero que inyectan luego a la economía”.

“Esa alerta de viaje seguramente tendrá algún impacto en algunos estadounidenses que tenían un plan para venir a Cuba. Evidentemente, hay muchos estadounidenses que siguen fielmente las recomendaciones del Departamento de Estado y esto podría tener una afectación que sería difícil de estimar ahora en los viajes a la isla”, dice el economista cubano.

Y no faltan en los medios aseveraciones de analistas y reporteros de que esas medidas constituyen, por su parte, un claro retroceso en las relaciones entre ambos países restablecidas bajo el mandato de Barack Obama.

“Por el momento, aún sin saberse con certeza cuáles son los “asuntos consulares y diplomáticos esenciales” que se atenderán desde la embajada en La Habana, muchos cubanos se encuentran ante la incertidumbre de saber si podrán efectuar su deseado viaje al vecino país del norte”, advierte la  periodista Maylen González.

Aún me queda la esperanza de que en los próximos días los cubanos sean cuestionados sobre las razones que obligaron al gobierno de EEUU a tomar esas decisiones y lo que opinan de ese ataques, sin la palabra “supuestos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s