Un semestre sin recibir clases porque “no hay maestros”

La educación es uno de los cacareados logros de la revolución que cada vez cae más bajo en Cuba. La escasez de maestros y la poca preparación de los que enfrentan la docencia son los dos problemas más serios que el régimen no puede resolver por más que quiera.

Hace dos días leí una crónica de la reportera ciudadana Daydy Hermelo de Pinar del Río acerca de lo que ocurre en la escuela primaria Andrés Manuel Sánchez Pérez, ubicada en el km 4 de la Carretera “El Guayabo”,  donde hace cinco  meses que no reciben clases los niños del grado preescolar  y los de “vías no formales” una variante en que los infantes entre 3 y 4 años asiste a unas pocas horas de lecciones, dos o tres veces por semana.

el-frente-de-la-escuela-con-gorra-uno-de-los-maestros-locales
Escuela primariaen El Guayabo /Foto Daudy Hermelo

Estamos en la segunda mitad del curso 2016-17 es común que situaciones como esas ocurran en las escuelas del municipio de Pinar del Río, destaca Hermelo.

Los padres no han dudado de quejarse a la Dirección de Educación de la localidad, pero hasta el momento no han aparecido las soluciones.

En la escuela Andrés Manuel Sánchez Pérez, hay un director que atiende 2 centros de enseñanza más por lo tanto, no cuenta con el tiempo necesario para concentrarse en los grupos que no tienen maestros, si además se tiene en cuenta que están entre 7 y 8 kilómetros de distancia una de otra”.

La reportera agregó en su informe que en esa escuela se ha podido constatar que una vez que los alumnos están en las aulas, en muchas ocasiones los cuida la auxiliar de limpieza, hasta que los retornan a sus casas sin haber recibido ningún tipo de docencia.

Hay solo dos maestros que viven en el Guayabo, una tiene que atender dos grados, el 4to. y 5to. El resto de los educadores viene a la escuela a través de un ómnibus de recorrido que los trae de diferentes lugares, cuando falla el ómnibus los alumnos se quedan ese día sin clases, precisa Hermelo.

A juicio de la reportera un gran número de profesionales de la educación ha decidido dejar su carrera y entre los motivos para el abandono de la docencia figuran el bajo salario que perciben.

A pesar de que en las ciudades hay carencias de docentes para nadie es un secreto que la peor parte  la llevan los niños que viven en zonas rurales.

El caso de Pinar del Río es uno más de tantos que hay en el país y lo peor es que no hay a donde acudir a poner una queja. Los padres saben que no hay respuestas y que en el mejor de los casos lo que malamente puede proveer el Ministerio de Educación es algún maestro muy joven y carente de la preparación que se requiere para educar.

 

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s