Las víctimas cuentan

Con el Dictador en su “gran piedra” los cubanos volvieron a la normalidad. Las víctimas de los militares fueron saliendo de los calabozos para contar sus vivencias que de paso enfatizan una vez más que la impunidad de los represores alcanza límites insospechados.

En Sancti Spíritus, Adriano Castañeda activista del Foro Antotalitario Unido (FANTU) cayó en manos de  las bestias, o sea de los soldaditos del General, en dos ocasiones: el 29 de noviembre minutos antes de que comenzara el programa Cuba al Día de Radio Martí donde había sido invitado a participar y luego el 3 de diciembre cuando intentó llegar a un lugar público en Sancti Spíritus para conocer detales de un juego de futbol y fue agredido por varios oficiales de la policía política.

Relató que en la segunda ocasión los represores lo golpearon, esposaron, le  apretaron  el cuello y  le dijeron contrarrevolucionario y que tenía que respetar el duelo por la muerte de Fidel Castro. El solo salio a la calle a informarse sobre  el  final del partido clásico del Real Madrid contra el Barca, que  no se transmitió en la televisión local ni en los hoteles de turismo.

15442117_1811138269126093_7570072745351538244_n
Algunas de las huellas que los represores dejaron aAdriano Castañeda

Los esbirros que agredieron a Adriano Castañeda son Omar Chávez y Omar Pérez Cuéllar alias Kiko  tienen entrenamiento especializado para dar golpes y abusar de sus elegidos. Todo el mundo conoce que gozan de impunidad en Sancti Spiritus.

 

“Tengo inflamado el pómulo izquierdo y  hematomas en el cuerpo”. “Yo solo alcancé a decirles que soy defensor de los derechos humanos y ellos me decían que todavía estábamos en duelo.

A juicio del activista lo que más furioso puso a sus represores fue una entrevista que me dio el domingo 27 de noviembre donde relató las imposiciones y las amenazas que las autoridades locales estaban haciendo a la población para que aceptaran el luto impuesto.

5c87c798-6396-4032-b9ec-4ff39eeacd55_cx0_cy26_cw0_w987_r1_s_r1
Foto que tomó Adriano Castañeda en Sancti  Spiritus el 26 de noviembre

“Me decían que ellos no querían que nadie empañara los funerales y menos los contrarrevolucionarios como yo”, me relató Adriano.

En esa entrevista Castañeda comparó lo que estaba pasando con Corea del Norte y dijo que la ciudad “estaba militarizada” desde que se supo la noticia de la muerte de Fidel.

Explicó que los llamados “boinas negras” andaban pasando por las calles revisando a todo el que estuviera oyendo música en los celulares o tomando bebidas alcohólicas.  (para escuchar sus declaraciones).

El disidente agregó en la entrevista que para lograr un duelo estricto  una comisión  inspeccinaba las cuadra y si detectaban que en las casas  había música o ambiente festivo  les hacían advertencias para que la quitaran.

Luego se supo que también los multaban con más de mil pesos.

II

Los reporteros independientes Manuel Guerra Pérez y  Lisbey Mora, director y editor del boletín Cimarrón fueron liberados  en la noche del lunes luego de un arresto arbitrario del que fueron víctimas el 28 de noviembre en la localidad de San José en Mayabeque.

Ambos reporteros  fueron detenidos  por distribuir impresos ilegales, acusados de “propaganda enemiga” y “desacato” y trasladados hasta el Departamento de la Seguridad del estado de La Habana, mientras   las autoridades de San José se presentaron en la casa de Guerra les pidieron a los familiares y a la esposa del comunicador que entregaran los medios de trabajo.

“Antes de liberarnos me presentaron un acta del decomiso de  la impresora y la laptop con la que  trabajamos y en el caso de Mora le confiscaron un teléfono celular de su propiedad”, explicó Guerra en el programa Cuba al Día de Radio Martí.

Guerra Pérez y  Mora todos los meses distribuyen a la población de forma gratuita más de 500 materiales impresos con los trabajos de los reporteros sobre temas propios de la localidad y otros de interés general.

El arresto de los reporteros coincidió con el de varios opositores en diferentes regiones del país durante los días de duelo decretado por la muerte de Fidel Castro.

III

En Cárdenas, Matanzas, fue liberado el lunes 5 de diciembre por la noche el  opositor Eduardo Pacheco que paso siete días en los calabozos  de la estación policial por haber realizado una reunión de opositores en su casa durante los días de duelo.

“Me asomé en la puerta de la Casa y me cayeron a golpes. Estuve siete días en un calabozo inmundo y ni asistencia médica recibí  me dieron a pesar de que la solicite por lo mal que me sentía a causa de la golpeadura”.

Pacheco dijo que uno de los agresores  que lo golpeó estaba vestido de civil pero pertenece a la policía política que acostumbra a golpear y reprimir sin el uniforme militar. “Son unos gamberros de este gobierno”, apuntó.

Al opositor  lo acusaron por desacato a la autoridad “No sé de qué desacato me pueden acusar cuando yo estaba en la puerta de mi casa”.

Las autoridades le informaron que debe permanecer en prisión preventiva en su casa hasta que le celebren el juicio.

Un artículo publicado por Yahoo Noticias da cuenta del listado de prohibiciones en la isla durante los días de duelo.

foto-tomada-de-yahoo-prohibiciones-absurdas-en-cuba
Foto tomada de Yahoo.com

Las emisoras radiales iniciaron una programación informativa especial, algunas con música patriótica y luctuosa.

La Televisión Cubana mantuvo una cobertura dedicada totalmente a la figura de Fidel Castro.

No hubo programación infantil ni dibujos animados (muñequitos) en las mañanas.

La Mesa Redonda, un programa oficialista, fue aún más monotemática abordando los testimonios sobre el difunto ilustre.

La Serie Nacional de Béisbol, en su fase final, quedó en suspenso.  Y el partido clásico del Real Madrid contra el Barca, fervientemente esperado por la creciente audiencia nacional, no se transmitió en la televisión local ni en los hoteles de turismo.

Los cubanos tuvieron que enterarse del resultado este sábado por la radio y ahora esperan ver el juego de manera diferida.

Las bebidas alcohólicas quedaron limitadas a ciertas barras de hoteles de turismo, sobre todo en la capital.

Las fiestas caseras y los bulliciosos barrios y esquinas con música hacia la calle vivieron jornadas de silencio sepulcral.

La Policía Nacional y los CDR reforzaron sus controles para impedir y acallar cualquier manifestación festiva en las cuadras.

Hubo reportes de arrestos a personas que jugaban dominó en los portales de las casas, pero estos no han podido ser comprobados de manera independiente.

En la oriental ciudad se Bayamo, fuentes cercanas a Yahoo Noticias reportaron que la policía decomisó una computadora portátil a jóvenes que reían viendo algo mientras estaban conectados a la conexión wifi del llamado Parque de los Coches.

Un reportaje de la propia Televisión Cubana observó el silencio en las calles, parques y tiendas vacías, e incluso observó que hasta los puntos wifi estaban sin la afluencia común.

 

 

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s