Se fue como llegó imponiendo, prohibiendo, ordenando

La última orden del Dictador fue anunciada por su hermanito en el mismo lugar donde acababa de empotrar en una imitación de la Gran Piedr,a que ya desde hacía un año venían preparando para ese fin, la caja con las cenizas.

Prohibió estatuas o monumentos en su memoria. Una orden que se traduce en que en la isla no habrán estatuas, ni calles o plazas con su nombre. A pesar de que la forma en que identificaron el lugar de sus cenizas -FIDEL-  en mayúscula es una muestra de culto al que no necesita ni más presentación ni apellido. Con sus crímenes bastaría.

En una acto de descaro supremo, típico de ambos co-mandantes,  el General espetó que la orden es porque “Fidel rechazaba cualquier manifestación de culto a la personalidad y fue consecuente con esa actitud hasta las últimas horas de vida”.

Raúl Castro dijo que convertirá en ley ese último deseo de su hermano a finales de diciembre. Aún no se sabe si la nueva legislación incluye los afiches de su hermano que se ven por toda la isla en locales comerciales, oficinas, hoteles, escuelas, centros de trabajo, hospitales y casas. Ni si eliminarán cuanta frase lapidaria pronunció en sus interminables discurso y reflexiones.

tarja-con-la-imagen-de-fidel-castro-en-12-y-23-vedado-la-habana
Tarja con la imagen de Fidel Castro en Vedado, La Habana

No sé quien entiende esa orden porque desde que salió la noticia de que se murió empezó en la isla una cacería absurda contra los que no se mostraron afines a las ideas del Dictador, ni lo alabaron.

Durante los nueve días de duelo nacional, los cubanos despertaron y anochecieron con el rostro de Fidel en las pantallas de sus televisores.

La  imagen de los últimos meses del gobernante decrépito desapareció de inmediato de los buscadores de Google donde se impuso una avalancha de fotos del hombre fuerte.

Todo aquel que se salió del libreto impuesto en la isla fue a parar en los calabozos y no faltó quien resultara golpeado. Las multas a todo el que sa salia del guin impuesto llegaron a 1200 pesos y la venta de bebidas alcoholicas de paro en todo el país.

Las confiscaciones de teléfonos a quienes andaban con audífonos supuestamente oyendo música no faltaron. Los turistas se vieron obligados a permanecer en silencio y el colmo fue que la Televisión sacó del aire los ansados muñequitos que tanto disfrutan los niños que no pueden pagar un paquete con materiales audiovisuales a su gusto.

Fue una jornada de estoicismo involuntario que terminó a las 12 de la noche del domingo en que todos comenzaron a prepararse para seguir  enfrentando la batalla diaria de la vida en la isla que él llevó a la miseria.

Las fotos de la prensa acreditada en Cuba muestran la ciudad de La Habana apenas terminó la prohibición de la venta de bedidas alcohólicas. Unos se disponea comprar bebidas, otros a vender a los turistas cuanta bobería recuerde al Dictador.

Los artículos siguientes fueron publicados en Martinoticias.com  durante los “dias de luto”.

Prohibido en Cuba reír, bailar o tomar durante 9 días

Arrestan a El Sexto horas después de la muerte de Fidel Castro

Multas y confiscaciones por no cumplir con duelo decretado en Cuba

Acusan de “propaganda enemiga” y “desacato” a periodistas tras muerte de Fidel Castro

 

 

 

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s