Allanamiento de viviendas, confiscación arbitraria de artículos perosnales, arrestos de opositores y acoso policial en Santiago de Cuba.

Un alto funcionario del Departamento de Estado que pidió el anonimato dijo a la agencia de prensa EFE que todavía no  se ha logrado establecer una fecha para el inicio formal de un diálogo de derechos humanos con el gobierno comunista cubano.

“Estamos en conversaciones ahora, tratando de establecer las fechas y la agenda, y ciertamente (el diálogo) tendrá lugar antes de que acabe el año”.