Cuba y las estadísticas ocultas

123478_8
Un reporte de estadísticas del gobierno cubano

Confiar en las estadísticas de cualquier institución oficialista en Cuba es el acto de fe más profundo que puede hacer un ser humano. Los informes estadísticos  son manipulados desde el momento en que los funcionarios de menor rango comienzan a elaborar el reporte que enviará al organismo superior.

Las sumas de “casos” en los informes estadísticos se hacen pensando en la cifra reportada el año anterior y la cara que va a poner el organismo superior cuando lea los “totales” de niños muertos, crímenes, asaltos, enfermos de patología que “fueron erradicadas” cuando la revolución llegó al poder o adquiridas por la precaria alimentación.

Ninguna  institución de la salud en la isla está preparada para asumir que hubo una muerte infantil porque  saben que los jefes de arriba les irán encima de inmediato con una avalancha de reportes, consejos disciplinarios, y análisis que culminan con  la expulsión de uno o varios individuos (en dependencia del grado de terror que sufra el jefe superior).

Una amiga que trabajó en el departamento de estadísticas de un policlínico municipal me contó que a su jefe la expulsaron del trabajo porque se negó a excluir del reporte mensual  que tenían “casos” de tuberculosis”.

Otro conocido me relató que cuando su mamá murió le escribieron en el certificado de defunción que fue una infección o sepsis renal (como prefieran llamarle) la que causó la muerte y cuando  exigió al médico explicación, puesto que todos sabían que la mujer murió porque tenía leptospirosis, el galeno  en voz baja y muy asustado le dijo:”escribí la verdad en el reporte pero en las oficinas de “arriba” no lo aceptaron”.

“Es que se supone que en nuestro municipio no tenemos casos de por leptospirosis”, agregó con pesar.

El recorrido por el mundo de las mentiras en los informes en Cuba es extenso.  Puedo hablar con suficiencia de los resultados finales  que vi “inflar” en Educación.

Los alumnos llegaban al Pre Universitario  con problemas de escritura que deben quedar resueltos en segundo y tercer grado de primaria.

Otros apenas dominaban las Matemáticas y entonces era el porfesor de esa enseñanza el que se veía en la difícil situación de desaprobarlo y enfrentar luego a los padres que le preguntaban pero cómo es que mi hijo llegó aqui sin problemas y ahora usted lo dsaprueba?

En las escuelas  era normal que los cursos terminaran con el 98% y el 99% de promoción y el análisis exhaustivo de aquellos profesores “responsables” de que no hubiera 100%  (casi siempre eran los de Matemática y Español los que tenían que enfrentar la furia del Placatán Director  y su consejo de dirección compuesto por los más ineptos del plantel).

Igual sucede en los reportes de la Policía sobre criminalidad. Acabo de leer un artículo publicado en Cubanet que no es el primero, ni será el último sobre el tema, donde un periodista independiente que citó fuentes anónimas señala: “en lo que va de año, el mes de mayo ha quedado como el más activo en cuanto a víctimas de hechos de sangre atendidos en el Hospital Julio Trigo, de la capital, según filtró un trabajador de la institución desde la seguridad del anonimato.

Documentos extraídos por la fuente del Departamento de Estadística y del Cuerpo de Guardia del hospital, muestran que del 1ro al 31 del pasado mes el centro médico prestó asistencia a ocho heridos por armas de fuego, de los cuales fallecieron tres.

En 2016, de acuerdo a la información, por la misma causa enero atendió a seis heridos (dos fallecieron), en febrero se registraron dos heridos más (sin víctimas fatales), marzo tuvo cinco (uno falleció) y en abril se atendieron tres casos sin tener que lamentar la pérdida de vidas.

Por otra parte, a causa de heridas por arma blanca la información precisa que en el quinto mes de 2016 el Julio Trigo recibió a 34 personas con lesiones por puñaladas o machetazos (once fallecieron). En enero la cifra fue de 22 (seis víctimas mortales). Durante febrero, el número alcanzó los 27 heridos (cuatro decesos), mientras que en marzo se atendieron 19 casos (dos fallecidos) y 30 en abril (siete fallecidos).

La fuente, quien es un enfermero del hospital, aclara que en estos documentos no se reflejan los casos que al arribar ya habían fallecido.

Si así fue en un hospital de la isla imagínense lo que está pasando en el País de las Maravillas.

 

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

1 comentario en “Cuba y las estadísticas ocultas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s