Imagínense a qué punto ha llegado en Cuba el control de los militares cubanos que varios “segurosos” vestidos con uniformes unos y con ropa civil otros (por estrategias del alto mando se visten con ropa civil para que cualquier revuelta parezca duelo entre vecinos), se han tenido que encargar de sofocar una protesta en una cochiquera.

El reporte lo publicó el periodista independiente residente en la capital Serafín Morán quien advierte que “la seguridad del estado en la isla provoca alteración por querer quitar las cochiqueras”.
Los hechos ocurrieron en Isla de la Juventud y fueron filmados por el activista Adel López residente en Nueva Gerona.

Observen que los militares “segurosos” no se quieren dejar filmar por los vecinos.