A presos condenados a muerte les extraían sangre antes de la ejecución

Cuba
A muchos cubanos que se alzaron en armas contra los poderes de Castro y fueron condenados a pena de muerte les extraían la sangre antes de llevarlos al paredón.

Los testimonios lo han ofrecido los sobrevivientes que lo escucharon en las cárceles cubanas cuando los sentenciados a muerte esperaban en los calabozos el turno para que los condujeran al lugar donde los fusilaban.

Un informe de Archivo Cuba también ahonda en el tema y destaca que esas acciones ocurrieron en el decenio de 1960 con los presos políticos condenados a muerte.

Archivo Cuba ha documentado con fuentes fidedignas doce casos de extracción forzosa de sangre antes de la ejecución.

Esos hechos ocurrieron en diferentes provincias entre 1960 y 1964, lo que indica que era una práctica generalizada. Existen otros relatos transmitidos por presos políticos de la época, pero carecen de precisión. Como la extracción de sangre se realizaba camino de la ejecución, los presos que permanecían en las galeras no podían presenciar la operación.

Esto quizá explique el limitado número de informes específicos. Pero tal vez no sea mera coincidencia el hecho de que la causa del fallecimiento que figura en la mayoría de los certificados de defunción de los ejecutado sea “hemorragia” destaca Archivo Cuba.

Sentí un horror profundo la primera vez que supe del tema.

Fue cuando llegué a Miami en 2004 y comencé a entrevistar a exiliados (expresos políticos cubanos) para hacer un libro sobre el tema de los alzados contra Castro en el Escambray y salieron a la luz los testimonio de lo vivido por esas familias de las torturas y lo vejámenes a que fueron expuestos “los presos políticos de Castro”.

Con lo que me contaron pude componer algunos trozos de una historia que ordenaron mutilar o falsear desde el poder. Pero siempre por las razones que con gran claridad expone Archivo Cuba me quedó pendiente el tema de las extracciones de sangre a quienes llevaban a fusilar.

Hace apenas unos días de nuevo el tema de la sangre cubana en los negocios comunistas volvió a ser tema de medios de prensa de la isla y un bloguero cubano (Yusnaby Pérez)nal abordarlo hizo referencia a la sangre de los presos políticos que llevaban al paredón.

De nuevo apelé a los expresos políticos en Estados Unidos para tener más información en la voz de ellos.

Un amigo que fue sentenciado a 20 años de cárcel y estuvo en Isla de Pinos y luego en la cárcel Las Alambradas en Manacas me explicó “es muy difícil tener el testimonio de manera directa puesto que cuando se los llevaban de la celda ya no los veíamos más.

“Los pocos relatos que pudimos obtener algunos sobrevivientes fue porque cuando determinados presos eran llevados a interrogatorios se cruzaban en los pasillos con otros presos y se pasaban mensajes e información”, me dijo.

Otra de las personas entrevistadas me dijo que luego de salir de la cárcel y emigrar a Miami conoció en esa ciudad a un cubano que se encargaba de “hacerle las sangrías” a los presos y fue quien le aseguró que esas prácticas fueron comunes en la isla.

No podía creer que eso hubiera ocurrido en mi país y sentí un dolor inexplicable. Yo supe de ellas muchos años después.

Esas prácticas que realizaron en Cuba al principio del desastre nacional apenas las conocen los cubanos porque en las aulas cubanas y en los libros de historia no se contemplan jamás.

Tampoco conocí de ningún periodista o investigador que publicara en la isla sobre el tema o utilizara testimonios de personas que se encargaban de extraerle la sangre de los que irremediablemente iban a morir fusilados.

Cada año que pasa la memoria cubana se desvanece, se diluye más. La generación que enfrentó al Dragón comunista y a la que le cobraron esa osadía con sangre y sudor ya pasa los 70 año. Muchos ya se han ido.

Quién va a contarlo mi generación y a la que vino después? Cada vez quedan menos vivos para contarlo.

Mi generación nunca ha conocido la verdad.Y aunque muchos de nosotros desconfiamos de las anécdotas y relatos de la “Otra Historia” que nos fueron imponiendo en las aulas por cincuenta años tampoco tenemos a donde apelar ni qué manuales consultar para contarles a nuestros descendientes que van creciendo cual es “la verdad de las verdades”.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

1 comentario en “A presos condenados a muerte les extraían sangre antes de la ejecución”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s