Los policías me golpearon y perdí el conocimiento

Lizandra FarrayOpositores que protagonizaron en Santa Clara el pasado día 9 de abril una protesta para exigir la libertad de Calixto Ramón Martínez fueron severamente maltratados por fuerzas combinadas de la policía y de las brigadas de respuesta rápida.

Lizandra Farray una de las participantes en la protesta dijo que para llamar la atención sobre la situación de Calixto Ramón Martínez, en ese momento encarcelado, ella y 8 compatriotas se sentaron en una calle céntrica de la ciudad y comenzaron a gritar Liberen a Calixto Ramón Martínez, pero resultaron detenidos y conducidos por la fuerza a la estación policial.

Los opositores, de ellos dos hombres y siete mujeres fueron conducidas por la fuerza a la estación policial y liberados horas después, detalló Farray que perdió el conocimiento a causa de los golpes que recibió durante el arresto.

“Nos arrestaron, golpearon y tiraron de cabeza en una patrulla’, dijo la joven de 24 años de edad que fue liberada horas después.

Sandra Rodríguez otra de las activistas detenidas ese día dijo que los agresores en su mayoría vestían ropa civil y lo hicieron delante de los policías que “solo intervinieron cuando llegó el momento de meternos en los carros y llevarnos presos”.

Ese mismo día en otros repartos de Santa Clara activistas de derechos humanos también protagonizaron protestas públicas para solidarizarse con el comunicador encarcelado en la prisión de Valle Grande, La Habana.

Una de ellas ocurrió en el parque Vidal de la ciudad donde seis opositores fueron arrastrados, golpeados y arrestados. La otra que estaba integrada por ocho manifestantes no llegó a término porque las tropas especiales lo impidieron cuando ellos salieron a protestar en las calles aledañas a la Plaza dedicada al asesino comandante Ernesto Guevara.

Según reportó el sitio digital Cuba Independiente y Democrática en ese caso último caso Vladimir Morera sufrió la fractura de un brazo, Jorge Ramírez fue arrastrado y golpeado por la espalda y a Yanoisi Contreras le rompieron la boca a golpes, mientras que a Hidalberto López Arrechea, que participó en silla de ruedas lo lanzaron al suelo.

Incidentes de ese tipo ocurren cada vez que los activistas salen a las calles de Cuba a protestar.

Golpes, tonfazos, insultos, arrestos, y mujeres ultrajadas por los “representantes de la la ley y el orden” son las cuotas del terror policial ordenadas desde la oficina del General hoy, del Comandante ayer. De ambos siempre.

Nota:Calixto Ramón fue liberado sin cargos esa tarde del martes luego de haber permanecido siete meses confinado en una cárcel sin que le realizaran un juicio.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s