Elecciones del Delegado salvan a un reparto de la falta de agua

Residentes del reparto Caunao en Cienfuegos ya no necesitan caminar cientos de metros cargando baldes de agua para llenar las cisternas del consumo familiar. Desde hace una semana pueden abrir los grifos y encontrar un chorro potente. La mayoría asegura que el milagro lo hizo una amenaza pública de los pobladores del lugar.

El 18 de agosto pasado ocurrió el robo de tres turbinas que abastecían de agua la zona y según explicó un periodista independiente de la localidad en su blog elelefanteinsumiso , a pesar de que la “Guardia Operativa” de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) se presentó y realizó las investigaciones de rigor, pasaron los días y no hubo resultados aparentes.

Ante la falta de respuestas de la policía y cansados los vecinos de esperar de vuelta las ansiadas turbinas, apelaron a un ardid que ellos consideran infalible: “Si no se resuelve el problema, no iremos a las asambleas del poder popular para elegir delegados.

El asunto se resolvió y todos saben que no fue por arte de magia.

No es esta la primera vez que en Cuba cientos de ciudadanos apelan a ese truco de amenazar con la ausencia colectiva a las citas oficiales cuando ven que hay promesas que el gobierno no les ha sido cumplido. Tampoco es la primera vez que las autoridades en todo el país hacen uso de la misma picardía de responder un reclamo social de meses y años para lograr que los ciudadanos les respondan masivamente.

En cientos de ocasiones las tiendas donde ha faltado por meses la “cuota” de jabón, detergente, carne o algún otro alimento esperado con ansiedad, han sido provistas con exactitud meridiana dos o tres días antes de que llegue el día del evento convocado. Los transportes de personal rotos por meses han vuelto a circular por las rutas establecidas y las agrupaciones musicales han aparecido y cantado hasta el amanecer en los pueblos Cuba adentro.

Las entregas de jabas con alimentos y la venta de bebidas alcohólicas para los que deben asistir a las marchas nacionales en fechas señaladas han sido también las monedas de cambio para engañar y lograr que los sumisos cumplan.

Pero de tanto repetir la misma historia en que unos amenazan y otros cumplen en algunas cosas para luego volver a la desidia y el abandono, ya se ha vuelto popular aquello de “espera a las próximas elecciones para que el gobierno lo resuelva”.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s