Desalojados para que no los vean los turistas

Veintiocho familias el día 22 de mayo y diecisiete este 15 de junio quedaron sin un techo donde vivir en las zonas de Santa Marta y La Conchita en Varadero.

Un total de 28 casas fueron arrasadas el 22 de mayo en la zona de Santa Marta, área cercana a la playa de Varadero. Las fuerzas combinadas de la policía y las autoridades de la vivienda se presentaron al amanecer en el lugar con los equipos pesados requeridos para hacer la demolición y dejaron a más de cuarenta personas sin un techo donde vivir.

Los habitantes del lugar vieron cómo las fuerzas antimotines luego de ordenarles que sacaran los muebles y pertenencias de las casas lanzaron sobre las construcciones de mampostería y de fibrocemento los bulldozer y excavadoras.

Una madre desesperada contó que su hijo se resistió ante la demolición de la casita que con tanto sacrifico levantaron hace diez años y las autoridades se lo llevaron detenido junto a otros que se sumaron a la insubordinación.

El gobierno les había anunciado un año antes que debían abandonar el lugar porque esa era una zona de desarrollo y según describieron algunos afectados por el desalojo, ellos no se habían ido porque lo único que les brindó el gobierno junto con la orden de desalojo fue un terreno en una zona llamada la Emilia que está alejada del lugar. Tampoco les dieron facilidades para que compraran materiales de construcción.

La justificación que usaron las autoridades de la vivienda para sacarlos fue que esa es una zona de desarrollo y pertenece a la empresa cubana nombrada COPEXTEL. Las víctimas quedaron sin un lugar donde acudir a reclamar puesto que en el país el único dueño de todos los terrenos y empresas es el gobierno.

Los desalojados del día 22 no han terminado de recomponer un lugar donde vivir y ya de nuevo se instalaron en la zona las tropas antimotines este 15 de junio para arrasar otro barrio conocido por La Conchita. En La Conchita vivían 17 familias sobre las que se lanzó la sentencia de desalojo por iguales razones que las anteriores “están en área de desarrollo“.

Ambos grupos de desalojados vivían en zonas muy visibles para los turistas y extranjeros que pasan hacia la playa de Varadero. Sus casas no eran ranchos, ni chozas de mal talante y el único pecado de ellos ha sido vivir en una parte de la Cuba que se reparten desde ya los jefes de mañana, hijos de la mafia que gobierna hoy.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Periodista cubana radicada en Miami desde 2004. Estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Autora del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar” y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”. Es autora del blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s