Al otro lado del camino real

Erenio Ramírez Serrano propietario de una finca en la zona conocida por Jagueyes perteneciente a Buenaventura, Holguín, fue golpeado y pateado por el policía Rubén Ramírez el pasado doce de febrero. Los hechos ocurrieron cuando el buey de un vecino entró a la propiedad del agricultor y causó estragos que obligaron al dueño de la parcela a sacar el animal de allí y dejarlo en el camino.
La acción del campesino, lógica en el entorno de propietarios de parcelas de tierras, no le gustó al policía, hermano del dueño del animal y por esa razón el uniformado tomó “la justicia” por su cuenta y agredió al hombre indefenso e inocente.
Los integrantes de las fuerzas del orden y la seguridad nacional son entrenados para golpear, reducir a la obediencia y contener al oponente y en ese caso el engreído, descargó la furia contra el hombre indefenso. La arremetida del policía de cuarenta y dos años de edad contra el agricultor de sesenta y cuatro, confiado de que nadie tenía por qué agredirlo, culminó cuando los maltratos produjeron lesiones a Ramírez Serrano que transitó desde el hospital a la Unidad de la Policía más cercana a presentar el hecho.
La denuncia de la víctima fue presentada, papeles médicos en mano,ante el ‘cuartel’ de Buenaventura, Holguín, donde le dijeron que deberá esperar un tiempo indeterminado porque ‘el asunto pasará a manos de la Fiscalía Militar que se encargará de hacer la investigación pertinente. Mientras, el policía sigue pavoneándose con su uniforme y su pistola por donde viven Erenio y los vecinos que presenciaron el abuso policial desde el otro lado del camino y que han afirmado que ‘el día del juicio’ declararán a favor del inocente.
Pero el tiempo de un trámite legal en Cuba nadie lo conoce cuando se trata de incriminar a un lobo de esa camada.
El esbirro sigue en las calles del país sirviendo a la PNR. lleva uniforme y pistola y eso marca una distancia transparente entre él y las miradas de rabia de un vecindario que desde el otro lado del camino real lo describe como un abusador y un criminal.Hoy se ampara en la impunidad de una ‘ley’ que puede cambiar en un lugar donde mañana sabe a justicia y perdón pero también a venganza y odio.

Anuncios

Autor: Idolidia Darias

Es la frontera transparente donde no hay jerarquías ni distancias, solo la memoria de una nación a la que sigo atada por los lazos del arcoíris.

1 comentario en “Al otro lado del camino real”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s