El periodismo independiente en Cuba no comenzó con el “Periodo Especial”

A propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa recibí un email de Luis G Infante donde opina sobre el surgimiento en Cuba del periodismo contestatario.

Un artículo de un periodista independiente residente en la isla en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, da a entender que la prensa independiente nació en Cuba cuando otro periodista redactó un boletín semi clandestino, por el año 1985. Sin pretender desmeritar el trabajo de algunos periodistas independientes actuales, ni pretender discutirles la primacía, para mí, el periodismo independiente contestario comenzó en las cárceles castristas a partir de 1960. Al principio en Isla de Pinos principalmente, donde se editaban publicaciones fraternales, religiosas, políticas, profesionales, etc.,  confeccionadas en su totalidad a mano, cuando la tinta era el rojo aseptil o el azul de metileno. 

Después de cerrada esta prisión en todas las demás que nos tuvieron de huéspedes nunca se dejó de denunciar y de acusar a la tiranía, ya fuera desde la capital en el Combinado del Este, en el extremo oriental en Boniato o en el centro de la isla desde las Tapiadas de Nieves Morejón o las Alambradas de Manacas. 

Varios periodistas profesionales prisioneros, formaron a muchos de nosotros que comenzamos nuestros pinitos entre rejas. No voy a mencionar a ninguno porque, seguramente me saltaría alguno. Muchos fueron los pabellones o celdas de castigo, por ejercer nuestro “oficio” de periodistas independientes o comunicadores. A quien le interese, varios ejemplares de publicaciones que se lograron salvar  se encuentran en la Biblioteca Pedro Luis Boitel en la Casa del Preso.

Personalmente considero que debido a la desinformación, muchos de las nuevas generaciones, otros que se hacen los suecos y otros que se niegan a reconocer el principio de nuestra desgracia porque formaron parte de esa tragedia, piensan que el periodismo independiente y todo lo demás, comenzó con y después del  Periodo Especial.

Luis G. Infante PP#34028
News Reporter Level 1.
School of Continuing Studies.
University of Miami

Durante casi sesenta años en Cuba el régimen solo ha permitido circular la información que le conviene

DF8DE21D-6D72-41A5-9355-C422F7F9DD15_w1023_r1_s4A7AAF0B-7D92-4F98-806E-DC3BDF85642C_cx0_cy3_cw0_w1023_r1_s.jpg

Cuba: “la victoria de nuestro poder”

Reporte desde Cuba:  “Esta construcción a medio andar lleva alrededor de 15 años así, ¿y saben que es? Ahora les respondo: es el policlínico del municipio Najasa, en Camagüey. Unas veces se roban el cemento, otras se caen las paredes por el mal trabajo, pero como esto es para beneficio del pueblo, no preocupa. Lo que sí se hace en dos días y bien hecho, son las casas para los militares de aquí, ellos sí tienen que sentirse bien, por lo tanto, el pueblo que espere por su policlínico 50 años más”. (Posteado en Facebook el 18 de mayo de este año por Inalkis Rodríguez.

13938288_1924924681075307_2498304525089270536_o
Foto de Inalkis Rodríguez muestra a personas que salen del hospital en Camagüey luego de pasar varias horas para que un médico los atienda esperando el transporte que los lleve de regreso a sus municipios. 

Dos meses después del post de la joven el periódico oficialista de Camagüey publicó un artículo del que le comparto el enlace  donde explican cómo las autoridades gubernamentales se “ocupan”.

poli 2.png
Foto publicada en el diario oficialista de Camagüey en julio 2016

A juicio de Henri Constantin, bloguero camagüeyano, el poder del periodismo ciudadano ese que se hace desde mil rincones de la isla  está poniendo su granito de arena para hacer que las cosas cambien de la mano de los jóvenes que no se conforman con “dejar que las cosas pasen”.

Cuanda hagan ambas cosas, siéntanse vencedores, campeones, exitosos, todos. Los que hicieron llover Likes, Comments y Shares sobre el post de Inalkis, apoyándola a ella y a la causa del policlínico para los definitivamente infelices habitantes de Najasa, los que recargaron su Internet y su teléfono en esos días, o le mandaron mensajes personales, o publicaron sobre el tema en otros medios de prensa, o le dieron su apoyo en vivo, en Camagüey. Todos, absolutamente todos nosotros, apoyando a esa muchachita, los pusimos a trabajar a “ellos”, y ese hospital, cuando se termine mal o bien, tendrá nuestra huella. No todos los días se puede ser parte de cosas importantes con tanta facilidad. Felicidades a ustedes. Por eso yo creo en Cuba.

Es la victoria de nuestro poder, y podemos usarlo por una isla mejor, si lo ejercitamos más. Gracias a todos“, escribió el periodista independiente y bloguero  Henri Constantin en su página de Facebook.

hc.PNG