Angel Santiesteban denuncia dención arbitraria a laureado escritor cubano

Detención arbitraria a laureado escritor cubano. Así lo expuso el también escritor en su perfil de Facebook que es comparto integramente.

Ayer, sábado 4 de mayo, mantuvieron por cuatro horas preso al destacado escritor cubano Jorge Ángel Pérez. Lo sacaron de su casa esposado, como se hace con un tenebroso delincuente, ante todos los vecinos y su anciana madre en puro llanto, que no entendía que lo arrestaran, máxime cuando los policías no le exponían ningún posible delito, ninguna orden de arresto oficial, que no fuera su uniforme, su palabra y su arrogancia ultrajante; porque realmente callan que su única transgresión es escribir su punto de vista en un diario digital no oficialista.

Lo mantuvieron en la unidad policial sin darle una explicación y esposado, como el más vulgar de los malhechores. Jorge Ángel no silenció su voz y todo el tiempo les estuvo recordando la injusticia que cometían. Al final le dijeron como despedida y cito: vete pa´ la pinga. 

Este no es más que el comienzo de enseñarle los primeros instrumentos a Jorge Ángel.

Querían estudiarle su reacción. Quizá pensaron verlo amilanado y aprovechar, como las aves de rapiña y, desde su machismo ultrajante de a comienzos de los años sesenta, arrinconarlo como homosexual al fin –pensaron– como hicieron con la mayoría en los años en que comenzó la barbarie y los enviaban a la UMAP para “readecuarlos” y hacerlo desistir de haberse convertido en una voz altisonante e imprescindible para la visión libre que necesita la sociedad cubana y el mundo que sigue los acontecimientos en el archipiélago cubano. 

Y a Jorge Ángel, como a mí en su momento, ha recibido los consejos de otros intelectuales enviados para advertirle que se retire de esa “insurrección” y regrese al redil, esos, los que se hacen los amigos entrañables, y hasta quizá lo fueron, pero que cuando ven en peligro a sus personas, entiéndase viajes al extranjero, publicaciones y homenajes, olvidan la amistad, consideraciones y admiraciones literarias, y se desmarcan, porque ven la honestidad como un asunto caprichoso y prescindible. Ellos supieron soportar y callaron hasta que les permitieron hablar, por única vez, sangrar sus heridas y volvieran al olvido. ¡Se conforman con tan poco! 

El vecino de enfrente, un gordo abusador y prepotente, aprovechó para decirle a la madre que él es de la Seguridad del Estado y que lo va a meter preso y asesinarlo. A Jorge Ángel le han robado en la casa, la misma noche que acababa de llegar del extranjero. La policía no hizo nada al respecto porque fueron ellos, interesados en la información y documentos que transportaba, amén de hacerle sentir el rigor por permanecer en rebeldía intelectual.

En los días de fin de año fue asaltado para arrebatarle el teléfono. Luego lo citaron de la unidad policial y le dijeron que el celular había aparecido; pero nunca más lo volvieron a llamar. La policía política hizo detener el asunto porque el susodicho, era su delincuente cumpliendo sus órdenes. 

Ojalá que no continúen con lo que sigue en el guión de la policía política, que es buscarle un delito a Jorge Ángel, de los más feos, en su caso, podrían endilgarle el de compra ilícita, corrupción de menores –aunque jamás lo haya visto con un menor de edad, pero eso qué importa– u otro que se les ocurra, pero ya los hemos visto hacer todo y sabemos lo inescrupuloso que son –siempre, por supuesto, con un falso testigo–, y en la Uneac aprovecharán para que, “por casualidad”, coincida con un evento contra la “pederastia”, o el delito que le hagan incurrir, y vuelva Laydi Fernández a sacar su voz de oportunista y ave de rapiña, e invitar a su coro: otras y otros, para que plasmen sus firmas en apoyo de la hijeputada oficial, sin importarle la injusticia que comenten, porque lo que tiene que salvar también son los miserables viajes al extranjero, aunque tengan que hacer en esas plazas de Ferias del Libro Internacionales, como casi siempre, sus papeles de mendigos ante el resto del mundo intelectual. 

En este caso, a Mariela Castro no le importará la detención por muchísimas razones, entre ellas que Jorge Ángel no es un gay oficialista, aunque se encuentre entre los escritores más renombrados.

La Uneac, como todos sabemos, con Miguel Barnet y sus acólitos en la dirigencia, solo cumplen lo que Abel Prieto, la policía política o el Partido comunista, le bajan de ordenanzas.

El presidente de la Asociación de Escritores, Alex Pausides, también hará silencio como en mi caso, cuando presenció mi juicio en la Sala Especial de la Seguridad del Estado, supuestamente por un delito común, acompañado de la jurídica de la Uneac, y ambos entendieron, según lo expuesto en la vista oral, que no había nada en mi contra, por ende, no podían sancionarme.

Demás está decir que hicieron silencio con todo lo que vino después. Al supuesto PEN de Cuba, con Antón Arrufat y Reinaldo Montero al frente, les queda por decir alguna palabra en protesta de esta detención arbitraria de uno de sus miembros. De ellos depende que salven su honor, así como a lo que representan.

Porque el silencio es tan cómplice como el que plasma la firma para repudiar lo que no sabe, y quedar a tono con el oficialismo.

Jorge Ángel Pérez es colaborador de Cubanet

(Cuba) Nacido en 1963, es autor del libro de cuentos Lapsus calami (Premio David); la novela El paseante cándido, galardonada con el premio Cirilo Villaverde y el Grinzane Cavour de Italia; la novela Fumando espero, que dividió en polémico veredicto al jurado del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos 2005, resultando la primera finalista; En una estrofa de agua, distinguido con el Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar en 2008; y En La Habana no son tan elegantes, ganadora del Premio Alejo Carpentier de Cuento 2009 y el Premio Anual de la Crítica Literaria.

Ha sido jurado en importantes premios nacionales e internacionales, entre ellos, el Casa de Las Américas

Iglesias evangélicas esperan devolución de templos y propiedades

Foto del terreno de la IglesiaBbautista Yaguajay en litigio_ lateral derecho
Los integrantes de la Iglesia Católica Cubana celebran la devolución de algunos locales que desde hace más de cinco décadas el régimen comunista les confiscó al tiempo que varios líderes de las Iglesias Evangélicas esperan porque también se levanten las restricciones que mantiene el régimen contra sus fondos y propiedades.

Mario Félix Lleonart pastor de la iglesia de Taguayabón que pertenece de la Convención Bautista Occidental recuerda que la iglesia bautista situada en la ciudad de Santa Clara no puede adelantar sus trabajos de restauración debido a las restricciones que el gobierno cubano les ha puesto. Según explica Lleonart el dinero destinado a tales fines está en una cuenta “congelada’ y a pesar de trámites realizados por los religiosos no aparece la aprobación, ni tampoco la explicación convincente de los funcionarios del gobierno de por qué no descongelan la cuenta para que se pueda usar el dinero en pagar materiales y la mano de obra para finalizar la obra.

Tampoco el pastor bautista de la iglesia de Yaguajay ha encontrado una respuesta precisa de porqué el terreno aledaño al templo, que es propiedad de esa iglesia no ha sido devuelto. En el lugar hay oficinas del gobierno y aún cuando han planteado quejas y solicitado explicaciones a la oficina que atiende asuntos religiosos, jamás les han dado respuesta a la reclamación.

Un caso similar ocurre en la propiedad aledaña a la iglesia Metodista de Santa Clara que está ocupada por oficinas del Partido Comunista, asunto que fue denunciado por el pastor Yordi Toranzo y nunca se ha resuelto.

En La Habana también el Pastor Amed realiza cada domingo su culto religioso en una zona al aire libre cercana al Malecón porque no tiene un templo donde congregarse y las autoridades cubanas no extienden permisos para la construcción de lugares de culto y oración.

A la Iglesia Católica Cubana el Consejo de la Administración provincial de Granma, acordó entregarle las propiedades de un antiguo colegio, una Capilla y dos terrenos para la construcción de templos a la Diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo-Manzanillo, ubicada al sureste de Cuba.

La Administración aprobó la entrega de un terreno en Cauto Embarcadero, Rio Cauto, donde se erigirá un templo en un lugar que “hoy en día no tiene atención religiosa o está muy deficiente por falta de infraestructura”, según dijo una autoridad religiosa de la región, sin precisar la fecha del traspaso.

La Arquidiócesis Católica de Santiago de Cuba informó que el Consejo Provincial de Administración (CPA) del territorio accedió a devolverle una casa parroquial y dos terrenos con autorización para construir templos, en respuesta a una solicitud presentada en años anteriores sobre estos inmuebles, que forman parte del patrimonio de la Iglesia católica cubana. No así ocurrirá con el templo parroquial de El Cobre, donde hoy funcionan oficinas del MINCIN. Aunque no será devuelto por ahora, quedará pendiente para una posterior evaluación dijeron fuentes de la iglesia católica.

El gesto del gobierno cubano de devolver las propiedades forma parte de una política de Raúl Castro de restituir bienes nacionalizados en 1961 y ha sido evaluado de “totalmente positivo”, por la Iglesia Católica que lo acoge “con mucho beneplácito”.

Las primeras reintegraciones de inmuebles expropiados al patrimonio de la Iglesia por el Gobierno revolucionario en los años 60, tuvieron lugar en febrero de 2012, un mes antes de la visita a Cuba del papa Benedicto XVI cuando fue devuelta al Arzobispado de La Habana la capilla de la antigua Universidad de Villanueva, muy deteriorada y que debe ser restaurada.

Todo indica que las iglesias evangélicas cubanas tendrán que esperar que al General Presidente se le ocurra incluir en su agenda nuevas políticas de restitución de propiedades usurpadas por su hermano. O el paso de otras cinco décadas.

Templo-de-la-iglesia-Metodi

Pastores por el Cambio víctimas del atraco policial en Bayamo

Pastores por el Cambio, agrupación fundada el 10 de abril de 2012 a raíz de las persecuciones y detenciones de que han sido víctimas apóstoles y pastores en Cuba sufren acoso policial por predicar en las calles.

César Serrano pastor residente en Bayamo afirma que ellos –los pastores y profetas- han tenido que recurrir a las prédicas en lugares públicos porque las autoridades gubernamentales les han negado los correspondientes permisos para la construcción de iglesias o los alquileres de locales amplios que permitan la congregación de decenas de creyentes que voluntariamente se reúnen para orar y alabar a Dios. Por esa razón varios de ellos han sido detenidos y amenazados con ir a prisión. A otros les han impuesto actas de advertencia que no han firmado por considerarse libres de haber cometido delitos. Siempre han dicho que “difundir la palabra de Dios no es delito” y enlas celdas donde han estado encerrados solo han orado por los agresorespara que saquen el odio de su corazón.

Al no acogerse alos dictados policiales los Pastores por el Cambio son punto de mira del régimen y el hecho más reciente de intolerancia contra ellos ocurrió el pasado 11 de noviembre cuando los pastores juntoa a opositores de Bayamo se dedicaron a recoger alimentos ropas y todo tipo de ayuda para lleváselas alos damnificados tras el paso del ciclón Sandy por el Oriente de Cuba.

Antonio Rodríguez Estrada, director de la organización, informó que llevaban varios quintales de arroz, frijoles, chícharos, espaguetis y otros víveres, que habían recogido entre los vecinos solidarios pero la policía se los quitó.

Las autoridades locales confiscaron cientos de libras de alimentos y avituallamiento que los Pastores entregarían a los necesitados en nombre del Amor y sin reparar en la procedencia social, ni el credo religioso del menesteroso.

Hace apenas una semana el pastor César Serrano decía que todos trabajaban arduamente para colaborar con los necesitados, pero prefierían mantener discreción porque las autoridades han mostrado un espíritu agresivo contra ellos, y no querían politizar ese momento. Sin embargo días después fueron víctimas de un atraco policial.
Yoandris Gutiérres Vargas activista detenido cuando se disponía junto a los pastores a llevar las ayudas para el oriente escribió el twitter unavez liberado.

Pastores por el Cambio a la conquista del espacio público en Bayamo

Conoció en Argentina que en Cuba había presos políticos

Conoció que en su país había presos políticos y activistas de derechos humanos después que salió del país y eso lo llevó a reflexionar con fuerza y decidirse a asumir un compromiso con el futuro de Cuba.

Karel Becerra, es cubano pero desde 1999 vive en Argentina. Salió de Cuba a la edad de 26 años poco después de graduarse de Informática en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Lo encontré mientras buscaba en Internet a compatriotas fuera de la isla que se mantengan de alguna manera vinculados con el caso cubano y colaboren desde distintas plataformas a impulsar el cambio en Cuba.

El blog de la organización Cuba independiente y Democrática así como las redes sociales son los espacios por donde Karel Becerra atraviesa la frontera transparente para poner su terruño en todas partes y a su vez entrar desde Argentina a la isla con informaciones noticiosas.

El ingeniero informático dice que antes de dejar Cuba las diferencias que tenía con el régimen totalitario “eran más bien estructurales, creía que se podían mejorar las cosas dentro del sistema” y según explica mientras estuvo en Cuba “nunca vio al gobierno de Fidel Castro como una dictadura,” pero su visión cambió “cuando salí del país,” asegura.

Cuando abandonó Cuba no tenía ningún vínculo con la oposición “No sólo que no lo tenía, desconocía por completo que Fariñas era de su pueblo y que vivía a una cuadra de la casa de uno de sus mejores amigos. “Simplemente no lo conocía. Como tampoco conocía a Antúnez en Placetas, lugar a donde viajó muchas veces”, asegura.

El estudiante universitario que necesitó viajar fuera de su país para descubrir que en su mismo patio había presos políticos y activistas de derechos humanos reconoce que eso le llevó a reflexionar con fuerza y decidirse a asumir un compromiso con su país y mejorar el flujo de información hacia Cuba para que todos conocieran a tiempo lo que muchas veces él no conoció.

La página web Cuba Independiente y Democrática es el puente por donde transita Karel Becerra para poner “su país en todas partes”. La internet uno de las vías por donde transita. Sus conocimientos de informática le ayudan.

“Internet, internet e internet, dice. Esta herramienta me ha dado la posibilidad de unirme a muchos y conocer a muchos. Han surgido herramientas súper valiosas como facebook, twiiter, skype que te permiten ser activo en internet, no solo absorber información sino producirla, transformarla y difundirla. Esto nos permite crear grupos de trabajo, planificar y capitalizar el esfuerzo” dice.

Karel reconoce que en Cuba el CID es constantemente censurado, los contactos hacia la isla son entorpecidos porque evidentemente la dictadura optó por cerrar el flujo de la información pero él no pierde las esperanzas de sumar causas y personas a favor de la democratización de la isla. “Por ello invito a todos los cubanos que dejen de ser pasivos consumidores de la información a activos productores de esta. Y una vez que han producido información, hacerla llegar a Cub”, dice.

“El futuro es AHORA, afirma, yo sé que ya estamos transitando el futuro de Cuba, el cambio ya comenzó, la caída de la dictadura ya comenzó. Pero hay dos bandos, los que “no se meten en política” que esperan un cambio brusco, como ganarse la lotería y los que estamos día a día trabajando en ese cambio.

La delegación del CID en Argentina de la cual forma parte Karel Becerra, trabaja junto a otros cubanos radicados en el país sureño para lograr que la sociedad civil y los políticos locales reconozcan y denuncien los hechos de represión, la falta de libertades y las violaciones a los derechos humanos en Cuba. Para eso se han enfocado en ir directamente hasta la gente y hacer el esfuerzo día a día de llegar a los medios de información para contar las verdades de su país y los daños que la dictadura ha causado.

“Otro punto importante que manejamos en la delegación CID en Argentina, apuntó Becerra, es la estrategia de las nuevas tecnologías, y esto incluye nuestra página digital principal http://www.cubacid.org y el reforzamiento de los canales de comunicación como blogs, youtube, facebook, twitter y herramientas que nos permitan situarnos estratégicamente como una alternativa al desgobierno de los Castro.

Le pregunté a Karel Becerra si en Aregentina la gente tiene real idea de lo que pasa en la isla y me respondió: Hay una parte, diría la más amplia, que conoce y está en contra de la dictadura de Castro, incluso esta parte no imagina y está lejos de conocer todos los horrores. Aún queda una minoría, que con la doble moral que los caracteriza defienden las desapariciones, los fusilamientos, las torturas, las violaciones a los derechos humanos con las que somete la dictadura militar de Castro al pueblo cubano, esto a pesar del sufrimiento de procesos similares por las que ha pasado la sociedad Argentina, incluso quienes han sufrido en mayor medida la dictadura de La Junta Militar Argentina son quienes hoy defienden con mas energía el Consejo Militar de dictadores Cubanos” destacó.

Con esa parte que no conoce a plenitud lo que ocurre en Cuba sigue trabajando Karel Becerra para poder llegarles y contarles de Cuba,” dice.

También le pregunté: Qué te gustaría que sepan de ti los cubanos dondequiera que estén?

“Solo quiero que sepan que esto lo hago para que un día, cuando mis hijas me preguntan por el pasado en Cuba, poderles decir que yo hice algo. Que aún pareciendo lejano conocí a muchos cubanos que hicieron algo. Que lo intentamos, desde lo imposible, lo lejano y lo logramos!

Karel Becerra
Muro de Berlin, la seccion que representa el disco de Pink Floyd (The Wall)