Cuando leo estas historias recuerdo tanto a mis antepasados cuando por determinadas circunstancias comentaban aquello de Dios los cria y el Demo-nio los junta:

09/03/2021/ Antes de robar 169 millones de dólares y huir de su estado fallido en desgracia, el presidente títere de Afganistán, Ashraf Ghani, se formó en universidades estadounidenses de élite, se le otorgó la ciudadanía estadounidense, se formó en economía neoliberal por el Banco Mundial, fue glorificado en los medios de comunicación como un tecnócrata “incorruptible” y entrenado por poderosos think tanks de DC como el Atlantic Council.

Sigue el enlace al sitio original donde puedes leer toda la historia.