El 28 de junio Youtube canceló mi canal Idolidia Darias que solo tenía 2700 seguidores y no estaba monetizado. La acción ocurrió cuando intenté programar un video para salir público a las 3 pm de ese día. Al cancelar mi canal, algo que no es nuevo por parte de esa plataforma ni ha ocurrido solo contra mi persona, todo lo que yo había expuesto en mis videos desapareció de Youtube.

Tengo una cuenta en Odysee.com donde aún la censura no llega a la altura de la de Youtube (Goo-gle). En ella está el video censurado con el que irónicamente alegaron que yo había ofrecido INFORMACION MEDICA ERRONEA y como ya había sido advertida y censurada tres veces antes procedieron a cancelar mi canal (aunque segun decía un mail podía reclamar la apelación que claro desde luego se convirtió en pura rutina pues lo hice y la respuesta fue la misma “revisamos y notamos que usted sí dio información médica errónea”.

Este es el enlace al video cancelado.

https://odysee.com/@florescambray:8/28-de-junio—CANCELADO-en-Canal-1-entre-filantropos-te-veas:8

Si vieron el video completo saben que el BIGTECH fue por mí por otras razones. Pueden ver en Odysee.com @idolidiadarias los videos que publiqué antes en ese canal y ya entenderán que mostrar a quienes censuran y quien les paga es la única razón por la que usaron el pretexto de incumplimiento de las normas de esa plataforma para eliminar borrar cancelar mis publicaciones que, dicho sea de paso, no contaban con miles de seguidores.

La lista de periodistas comunicadores activistas y seres libres que han pasado por esto es mucho mas larga. Sé de youtuber con miles y miles de seguidores de los que ahora mismo no podemos encontrar en el buscador de Youtube (el segundo mas importante según dice los expertos) porque sus producciones fueron eliminadas para siempre. Se me ocurre de pronto mencionar a Juan Lankamp, Nelsy Michael, Ramón Freire a los que les eliminaron cuentas y videos que contaban con millones de reproducciones. Se cuanto han perseguido al periodista Rafael Palacios e Isabel Cuervo al primero lo he seguido en sus redes alternativas por mucho tiempo y a Isabel tengo el honor de conocerla personalmente y haber sido su colega en el medio corporativo bajo el control del DS y por mencionar un nombre el de Soros

También sé de muertes en extrañas circunstancias de periodistas, investigadores, y de seres que quieren saber la verdad y buscan respuestas.

Nada nuevo sobre este mundo. El monstruo de las 5Big- BigFive sigue ahí, arrasando, cancelando, borrando la historia y la memoria e imponiendo otra. Pero de eso sabemos mucho y bien los que hemos vivido bajo dictaduras.