Judicial Watch publicó un   informe de  casi 600 páginas  en la que demuestra que el gobierno de Estados Unidos ha estado comprando y traficando partes del cuerpo de bebés abortados “frescos”. 

Estas partes del cuerpo, compradas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos para “humanizar” ratones y probar medicamentos biológicos en experimentos científicos, provienen de bebés de hasta 24 semanas de gestación, apenas unas semanas después de nacer.

Hace meses publiqué un video en mi canal de You Tube haciendo referencia a ese tema luego de que Tom Fitton de Judicial Wath lo diera a conocer.

Hoy leo este reporte de https://thefederalist.com/ que comparto en mi blog para que lo leas y como siempre hagas un análisis y te determines.

Aqui te dejo el enlace al video.