Luis de la Paz “Sobre la película ‘Plantados‘ podrán decir y argumentar todo lo que quieran, pero la única razón por la que la película “Plantados” de Lilo Vilaplana no ganó premio en el Festival de Cine de Miami, es porque es una realización del exilio cubano y expone las atrocidades del castrismo.

En una comunidad donde un numeroso público es de origen hispano, cubanos, venezolanos, nicaragüenses, víctimas directas de regímenes represores y violadores de los derechos humanos, o proceden de ambientes violentos como Colombia, México y Honduras, es inadmisible que “Plantados” no ganara ni siquiera el Premio del Público. Un público que por el enfoque se identifica de una forma u otra con esa realización. Es posible entender lo que ha pasado (desprecio a los exiliados), pero duro asimilarlo”.