La Fiscalía de Biella ha abierto una causa penal por homicidio involuntario tras la muerte de Sandro Tognatti, el músico que falleció la noche del sábado 13 de marzo pocas horas después de la administración de la vacuna anti Covid producida por AstraZeneca, informo el diario torino.repubblica.it

“La conincidencia temporal entre el fallecimiento y la administración de la vacuna -explica el Ministerio Fiscal- junto con la ausencia de patologías ‘graves’ previas o concomitantes, no puede excluir, en el momento actual, la existencia de un vínculo etiológico entre ambos fenómenos y la consiguiente reconocibilidad del delito hipotizado”.

La fiscal Teresa Angela Camelio dijo en un comunicado: “Por lo tanto, es importante asegurarse de que la administración continuada del fármaco en todo el país no conduzca a nuevas consecuencias (perjudiciales o mortales) … hasta que estemos completamente seguros de que la muerte (de Tognatti) no puede atribuirse a la citada inoculación”.
La esposa del profesor fallecido en Biella: “Mi marido creía en la vacuna y debemos seguir creyendo”.