La “Patria” y la “Vida” en las cárceles cubanas

La prisión  de mujeres ‘Guamajal’ en Santa Clara fue desocupada para convertirla en un hospital provisional que recibe presos enfermos de COVID 19 de toda la provincia de Villa Clara, precisa una nota compartida con esta redacción por el Consejo Nacional del Foro Antitotalitario Unido (FANTU).

Las irregularidades y omisiones que están ocurriendo con los reclusos en la provincia Villa Clara, demuestra que han aumentado exponencialmente los casos de reos contaminados en la provincia, a pesar de que se oculta estado de salud de los encarcelados a la familia de los recluidos, destaca la nota.

“Es un claro acto de desprecio y deshumanización respecto a ese segmento de la ciudadanía cubana”, considera el informe de FANTU.

Las reclusas de la Prisión Provincial Guamajal fueron  trasladadas hacia el penal de trabajo correccional con internamiento conocido por “La Guanajera”, en carretera de Los Caneyes,en Santa Clara, (donde estuvo anteriormente el puesto de mando de la Defensa Antiaérea de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (DAAFAR) del Ejército Central).

Denunciamos el hermetismo existente alrededor de los contagios con el Virus COVID 19 dentro de la población penitenciaria de la provincia Villa Clara, que implica la no inclusión dentro de los Partes Diarios del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de los presos contagiados, ya que se éstas estadísticas son consideradas secreto de estado por el castrismo”, precisa el informe.

De igual manera FANTU exige a la junta militar que “gobierna”  en Cuba que “haga una información transparente respecto a la situación de contaminación dentro de las cárceles del país, puesto que los reclusos y reclusas cubanos son seres humanos solamente privados de libertad, pero a la vez, son nuestros compatriotas y conciudadanos”.

“Como ciudadanos libres y aspirantes a implantar la democracia representativa en nuestra patria, responsabilizamos a las máximas autoridades dentro de la estructura de la dictadura autocrática que nos desgobierna, de esconder lo que sucede con nuestros compatriotas encarcelados y la integridad física de cada cubano preso en territorio nacional”, concluye la declaración.