Armando de Armas “Como ya he escrito hace mucho, Cuba pudiera pasar de la dictadura comunista a la dictadura socialdemócrata.

Ya los mamertos isleños, que nunca han tenido un cerebro para pensar incluyendo al Mamerto en Jefe Fidel Castro, ahora quieren copiar a los mamertos norteamericanos para demoler monumentos de supuestos racistas, en este caso, el de uno de los pocos generales de nuestra historia que era, valga decir, un general de verdad porque el resto en su mayoría, ciertamente, de jefes de guerrillas nunca pasaron, nada menos que a José Miguel Gómez. Ese de quien he dicho al amigo Orlando Gutiérrez Boronat que se hubiese pasado por el forro de sus regios riñones a Castro, Camilo, Valdés y toda la piara de delincuentes revolucionarios en un hipótetico enfrentamiento armado con ellos, usando aún las armas del siglo XIX y dejándole a los asaltantes de banco sus armas modernas.

Por cierto, que si José Miguel Gómez no hace lo que hizo en la guerra de 1912 Cuba se hubiese convertido antes en el Haití revolucionario que Castro lo convirtió a partir de 1959.

La nota de De Armas surge luego de que un señor nombrado Frank García Hernández abordara en blog comunistas escrito desde Cuba el tema de que en La Habana y en Santa Clara sobreviven monumentos al presidente cubano José Miguel Gómez que en 1912 hizo masacrar a más de mil afrodescendientes.

NO voy a reproducir ningún segmento aquí pero si quiere leerlo escriba en el buscador “Monumentos al racismo en Cuba”.