Carta de un cubano por sus hermanos de la Primavera Negra del 2003

El exprisionero político cubano Félix Navarro Rodríguez, sentenciado a 25 años de cárcel en la Primavera Negra del 2003 pide a todos compartir el texto de la carta que recientemente enviara a la Oficina de América Latina y el Caribe, de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la situación de José Daniel Ferrer e Iván Hernández Carrillo.

Los tres cubanos fueron condenados a 25 años de cárcel durante las farsas judiciales de aquella cruzada de terror que se vivió en el país.

pjimage

José Daniel Ferrer (arriba izq) Iván Hernández (debajo izq) y Félix Navarro Todos condenados a 25 años de cárcel durante la Primavera Negra del 2003

Carta enviada al Señor Santiago Martínez Orense, Oficina de América Latina y el Caribe, de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.
Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham, desde Perico, en la provincia de Matanzas, en Cuba.

Señor, Santiago Martínez Orense,  Oficina de América Latina y el Caribe, de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La situación que atravesamos los cubanos que nos atrevemos a disentir y a oponernos de manera pacífica y no violenta, al discurso oficialista, es sumamente crítica desde el propio año 1959, cuando miles de nuestros compatriotas  fueron exterminados a través de los paredones de fusilamiento, después de juicios amañados y sin garantías para un debido proceso; mientras otros,  cargados de años de condena, fueron confinados en cárceles donde primaron las condiciones infrahumanas. Todo lo cual es harto conocido en el mundo por medio del testimonio de quienes sobrevivieron.

En la Cuba actual, se han paralizado los escenarios descritos en el párrafo anterior, pero el panorama actual está signado por la arbitrariedad, llevado de la mano por el exceso y abuso de poder, desde la cúpula gobernante y desde las instituciones  que tienen, entre sus responsabilidades  y decisiones: la administración de la justicia.

Pero lo que más nos golpea ___porque todo lo descrito en este documento, es propio de regímenes antidemocráticos y mucho más, cuando éstos surgen  y se enseñorean en una nación, cuyos destinos se definen desde un partido único___ es el silencio de gobiernos que llegaron al poder, elegidos durante un proceso de plena democracia y de instituciones que promulgan su amor al prójimo, como veladores del respeto a los derechos humanos en el mundo, a pesar de la brutal represión que denunciamos.

Hoy queremos comenzar, retomando el caso de, José Daniel Ferrer García, privado de libertad y de todos sus derechos, a partir del 1 de octubre de 2019.

Resulta lamentable que existan votaciones favorables al gobierno de La Habana, en cónclaves donde se puso de relieve todo el cúmulo de arbitrariedades que rodean el proceso legal de punta a cabo, del cual es víctima inocente, el patriota cubano, así como del tratamiento o régimen carcelario en que lo mantienen.

Nos gustaría R E C A L C A R lo siguiente:
José Daniel Ferrer García, se encuentra bajo el término legal de Prisión Preventiva y desde el primer día.
a.) lo mantienen en celda de castigo, sometido a riguroso régimen, donde la entrega del colchón para su cama, ocurre en el horario de 10:00 p.m. a 6:00 a.m.;
b.) no puede mantener las pertenencias junto a él, sino que para poder disfrutar de unas galletas, un vaso de refresco, o de leche, tiene que pedirlo al militar que controla su castigo.
c.) cuando los militares deciden que debe bañarse, es que le alcanzan la toalla;

Durante todo el tiempo de encarcelado, no le han dado derecho a visita conyugal y durante la visita familiar se producen las siguientes irregularidades:
a.) lo traen esposado hasta la oficina del jefe del penal, ante la presencia de su familia, incluso de los niños.
b.) no permiten que sus hijos pequeños se sientes en sus piernas, lo acaricien, lo abracen y lo besen. Cuando ésto ha ocurrido, los militares que controlan todo durante las dos horas de visita, les separan inmediatamente.
c.) sólo le admiten: 4 jabones, 1 tubo de pasta dental, 1 desodorante, 2 máquinas para afeitar, 5 royos de papel higiénico; 1 libra de queso y jamón, 1 bolsa de leche, 1 pote con leche condensada o 1 litro de leche evaporada, 4 libras de azúcar, 2 paquetes con galletas, 2 cajitas de 1 litro c/u con jugo, igual con el agua para beber, alguna fruta en rodajas, 1 paquete de salchichas, 2 compotas y los alimentos elaborados listos para degustar en el almuerzo dentro de las dos horas de visita, de los que, si queda algo, no lo puede pasar al interior de su celda para consumirlos después.
d.) no le permiten libros (¡Ni siquiera la Santa Biblia!), tampoco le facilitan ni le permiten tener acceso a la prensa escrita, radial y televisada; sin libretas u hojas para escribir, ni lápices, bolígrafos, sobres ni sellos de correo; pues no se le permite escribir a familiares y amigos, ni se le permite recibir correspondencia de su familia, ni de otras personas y mucho menos efectuar llamadas telefónicas para comunicarse con la familia; algo que viola totalmente lo establecido en el Reglamento de Cárceles y Prisiones, en nuestro país

Las autoridades militares, encargadas de su castigo, DECLARARON que todo este Régimen o Reglamento Penitenciario, se le aplica a José Daniel Ferrer García, por su negativa a usar el uniforme carcelario destinado a los presos comunes.

Aunque las leyes en Cuba son las mismas de siempre, cuando la condena que sufrimos durante la Primavera Negra de 2003, todos los condenados tuvimos derecho a 25 minutos de llamada telefónica a la familia, de manera semanal; visitas familiares y conyugales; a pesar de que fuimos confinados por meses en celdas de castigo, siempre tuvimos nuestras pertenencias completas y el colchón en la celda a tiempo completo; los alimentos que no fueran consumidos durante el tiempo de la visita, los podíamos trasladar hasta nuestras celdas para consumirlas cuando el deseo aflorara; teníamos la Santa Biblia, libros, libretas, hojas donde escribir, lápices, lapiceros, sobres y sellos de correo.

Otro de los temas que abordaré está vinculado al arbitrario proceder contra el sindicalista independiente, Iván Hernández Carrillo, a quien mantienen sin poder moverse de la localidad en que reside, desde el sábado 25 de enero del actual año.

Contra el sindicalista cubano, Iván Hernández Carrillo, sólo rige la actuación prepotente, arbitraria, abusiva y violadora del poder y de las leyes de nuestro país, del militar con grado o rango de Mayor, quien se ha presentado con el nombre de Alejandro. Pues este militar estuvo al frente del arresto de Iván Hernández Carrillo, cuando el sindicalista esperaba por la salida de un ómnibus, desde la Terminal Nacional, en la capital del país, hacia Colón, provincia de Matanzas, donde tiene residencia.

Una vez trasladado hasta la Estación Policial en uno de los municipios capitalinos, el Mayor Alejandro, le dijo: “NO PUEDES VENIR MÁS NUNCA a La Habana”, así de manera directa, sin que existiera un documento donde se viera plasmada la decisión desde un Tribunal Competente, como parte de un debido proceso.

 A partir de ese momento y por la decisión arbitraria de ese militar, Iván Hernández Carrillo, tiene un vehículo militar de los que conocemos como Patrulla Policial, en la esquina de su vivienda, las 24 horas de cada día. Sólo le permiten realizar visitas al resto de sus familiares y amistades dentro del perímetro de la ciudad donde reside, siempre seguido a cierta distancia, por esa Patrulla Policial o por algunos agentes del Departamento de la Seguridad del Estado, caminando o en sus motocicletas.

 Iván Hernández Carrillo, tiene que visitar la Estación de Policía en Alamar, municipio Habana del Este, en La Habana, desde el 8 de febrero 2020, para recoger la respuesta a la RECLAMACIÓN que hiciera por la multa que le impusieron el día del arresto y no se le ha permitido. Obstruyéndose la JUSTICIA, por esta manera de actuar por encima de sus propias leyes.

 Orden impartida por este militar, que se cree el dueño de La Habana, pues vive y funciona de espaldas o por encima de las leyes del país, incluso: dicha orden o decisión contra la movilidad del sindicalista, declara al Mayor Alejandro, como culpable de un delito refrendado en el Artículo 141.1, de la Ley 62 Código Penal Cubano, cuya letra establece: “El funcionario público que aplique o disponga la aplicación de una medida de seguridad sin orden del tribunal competente, incurre en sanción de privación de libertad de seis meses a dos años, siempre que el hecho no constituya un delito de mayor entidad”. Violación que no ha sido subsanada hasta este minuto, a pesar de la DENUNCIA que se entregará en las Oficinas Centrales de la Fiscalía General de la República, desde la mañana del lunes 27 de enero de 2020.

 También este militar se ríe del espíritu y la letra del Artículo 42 de la Nueva Constitución de la República de Cuba, la cual expresa: “Todas las personas son iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las autoridades y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de sexo, género, orientación sexual, Identidad de género, edad, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o territorial, o cualquier otra condición o circunstancia personal que implique distinción lesiva a la dignidad humana.

Todas tienen derecho a disfrutar de los mismos espacios públicos y establecimientos de servicio.
Asimismo, reciben igual salario por igual trabajo, sin discriminación alguna.
La violación del principio de igualdad está proscrita y es sancionada por la ley.
Si los supuestos méritos, por rangos o niveles de responsabilidad, de una persona, les facultara para decidir por encima de las leyes de un país, entonces, ¿para qué perder el tiempo y hacer gastos en papel, tinta, equipos y personal, en la elaboración de, Constituciones, Cartas Magnas o Ley de Leyes? Pero si estás existen, NO HAY RAZÓN ALGUNA para que se violen, porque una persona tiene la última palabra. Eso sólo existe, sólo se aplica, sólo se ve, en países con sistemas políticos como el de Cuba.
En Cuba no se permite el uso libre de las redes sociales, a través de la Internet, desde nuestros móviles, si emitimos criterios, juicios y evaluaciones personales, acerca de un suceso y de las deficiencias y arbitrariedades de los jefes y funcionarios políticos y gubernamentales, PORQUE TE APLICAN el Decreto-Ley 370, a través del cual te decomisan el teléfono móvil y encima de ello te impone una multa por el valor de tres mil ($3000.00) pesos
El jueves, 20 de febrero de 2020, fue allanada la vivienda del Doctor Oscar Elías Biscet González, oposicionista político cubano y expreso político, integrante del Grupo de los 75 Prisioneros de la Primavera Negra de 2003 ___como también lo son Iván Hernández Carrillo y José Daniel Ferrer García___ a quien le arrebataron libros, folletos, literatura y equipos de su propiedad, tales como: una computadora de mesa; una laptop; una impresora; una caja con viejos papeles impresos y cables. Finalmente lo arrestaron y en el momento de su puesta en la calle, le impusieron una multa por el valor de quinientos ($500.00) y está sujeto a procesamiento judicial por el supuesto delito de Receptación.

Por lo plasmado en este documento, llegamos a la conclusión de que no existen dudas de que volveremos a experimentar una nueva oleada represiva igual o superior a la ocurrida durante la Primavera Negra de 2003, de lo cual derivo estas preguntas que me interrumpen el lenguaje y me llevan a interponerlas al resto de mis ideas, y son las siguientes: “¿tendremos los cubanos que sufrir una nueva oleada como la de marzo de 2003, para que el mundo libre reaccione a favor de exigir  orden, cordura y signos de libertad a quienes se adueñaron de las riendas del poder en Cuba, desde enero de 1959? ¿Los inhumanos y arbitrarios excesos aplicados contra José Daniel Ferrer García, Iván Hernández Carrillo, el Doctor Elías Biscet González y otros, para hombres cuyo único delito es el de pensar diferentes al discurso oficialista; se podrán evaluar como apropiados, correctos, justos, en este mundo civilizado, al inicio de la tercera década del Siglo XXI?.

Les aseguro que, si la respuesta lógica, humana, cristiana, a estás preguntas, FUESE EL ¡SÍ!, la culpa de lo que DENUNCIAMOS, no la tienen los comunistas que se adueñaron de Cuba; sino que TALES ACTUACIONES INHUMANAS, ARBITRARIAS, se debe a que el mundo entero está dominado  por el COMUNISMO.

Confiados estamos, de que la respuesta será un rotundo ¡NO! y aparecerán diferentes respuestas o propuestas de acciones que conseguirán el FRENO a todas las faltas de libertades, contra nuestro pueblo cubano, que me llevaron a tocar vuestras puertas. No lo dudo.

Siempre optimista y agradecido,
Félix Navarro Rodríguez,
Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham.
Calle Peatonal C No. 6, Reparto Las Canteras, municipio de Perico, en la provincia de Matanzas, en Cuba
Teléfono: +(53 5)-368-8745 (también WhatsApp)
navarrofelix10@nauta.cu

Por favor, ruego a Usted, compartir este documento con el Grupo de Detenciones Arbitrarias, de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .