En la mañana del sábado 22 de septiembre se derrumbó una farmacia en Sancti Spiritus. Afortunadamente no hubo muertos, informó en su perfil de Facebook Yanela Reyes residente en esa ciudad.

El inmueble al que hace poco le repararon las puertas y ventanas, tenía  filtraciones pero nadie se percató del deterioro del techo (tal vez porque el cielo raso impedía ver más allá).

Es uno de los pocos lugares donde se venden los escasos medicamentos que llegan  a la población, advierte Reyes.

(Fotos Yanela Reyes)