Otra jornada de arrestos en Santa Clara en las que la policía política impide que los opositores se reúnan en una casa.