Archivo de la etiqueta: memoria cubana

Historias que el totalitarismo trata de sepultar

En #TiempoDeContar respondo a comentarios hechos en un post que publiqué recientemente en las redes sociales acerca del verano y mis recuerdos a los hombres y mujeres que se alzaron en armas en el #Escambray en la década del 60.

 

 

El proceso de ir al Escambray a exterminar a esos ‘alzados’ el gobierno cubano le llamó “Limpia del Escambray”.

Combatienes como Sinecio Walsh, Plinio Prieto, Osvaldo Ramírez, Edel Montiel, Vicente Méndez, Joaquín Membibre, Porfirio Ramírez y otros, eran considerados bandidos de la peor especie, de muy ‘baja catadura moral’.

Sirva este libro para explicar las cosas como fueron y para reivindicar la memoria de tantos patriotas que perdieron la vida en su lucha por la libertad.

En Amazon  

Calendario de la memoria y la verdad

El Calendario 2020 es un almanaque imprescindible para conocer nuestra historia desde 1959 hasta 2019. Contiene datos precisos de hechos que muestran hasta donde ha llegado el crimen y el horror en la isla y de cuan necesario es para los cubanos conocerlos para no repetir los mismos errores. #TiempoDeContar #MemoriaCubana #AgendaCubana

 

Al almanaque 2020 puede acceder desde aquí : ICMHCCT

Como todos los veranos un recuerdo a los cubanos que dieron su vida por un país mejor

Tomado de  Unión de Expresos Políticos Cubanos (UEPC) 

Junio 22 de 1964: Los alzados en la Sierra del Escambray Julio Emilio Carretero, Maro e Irineo Borges, Francisco “Cuco” Cedeño Montpelier, Emerio Palmero, Luis González Candelario, Raúl Morell Viciedo, Macho Jiménez, Tomás García Valle, Blas Ortega, Benito Rodríguez Pedraja, Andrés Oramas, Valentín Hernández y Manuel Mounzo La Guardia (esposo de la Niña del Escambray) son fusilados, 14 en total, en La Cabaña en la Causa 344/1964 LH.

El grupo había sido capturado cuando el agente de la Seguridad del Estado Alberto Delgado “el hombre de Maisinicú” los convenció de irse hacia los EE.UU. en un barco que resultó estar tripulado por fuerzas comunistas. Entre los fusilados; Cuco Cedeño, Benito Rodríguez Pedraja y Valentín Hernández habían sido presos políticos en Isla de Pinos por alzamiento, se fugaron de la cárcel de Remedios y se volvieron a alzar.

Más en  el siguiente enlace: http://www.ueppc.com/?p=7768

 

BLOG DE IDOLIDIA

 

  • Andres Rodolfo Gago Laguna Hermosa historia de la vida en paso a la libertad y lucha contra el comunismo.
    Maidin Carretero Grandes y valientes todos. Cuba necesita de muchos como ellos, para acabar con esa dictadura asesina.
  • Lazaro Castell ¿Algún escritor ha novelado este período de nuestra historia? Me gustaría leer testimonios al respecto, sobre todo desde la ficción. Un amigo del centro del país decía que en los sesenta, mientras los jóvenes de mi pueblo se llevaban los barcos para la Florida, los de su zona se alzaban en armas.
    liminar u ocultar esto.
    Selestino Hernandez Buenos días amiga primer jefe de4
    Hermana guerrilla
    Evelio dugue 1
    Osvaldo Ramírez García 2
    Tomás David sangil 3
    Julio Emilio Carretero 4
    Cheito León 
  • Selestino Hernandez Muchas gracias mí hermana qué pases un día bonito viva Cuba libre amén.
  • Florita Rivero Avelenda Es muy acertado poner esas fotos en FB y que cada persona la pueda compartir para que los que dicen que los cubanos NO LUCHARON comprenda de una vez la HISTORIA CUBANA que nadie les contó. 
  • Remberto Ramos Esos si fueron unos cojonudos

La extensa lista de fusilados en La Cabaña y en otras regiones de Cuba

Es imprescindible el rescate de la Memoria Cubana sin olvidar los detalles del día a día en la isla porque conformarán la memoria del mañana donde deberán incluirse los horrores del pasado y del presente.

El pasado 21 de mayo escribí en mi blog sobre las declaraciones de Rocio Monasterio una joven  cubano espanola que incursiona en el mundo de la politica en España,     y  la pasada semana propuso que se elimine el busto en honor al guerrillero cubano-argentino Ernesto ‘Che’ Guevara (1928-1967) en Leganés o que se ponga una placa con el listado de todas las personas que asesinó en La Cabaña.

En mi perfil de Facebook yo animé a mis seguidores a apoyar a  Rocío Monasterio  en su propuesta al tiempo que realicé un recorrido por sitios de Internet relacionados con Cuba, las victimas del comunismo y los asesinatos del Che Guevara y encontré el libro de María C Werlau.

Les comparto el enlace para que accedan a un libro que les pido no dejen de leer: Las víctimas olvidadas del Che Guevara por María C. Werlau

En este post un segmento del libro donde la autora ofrece nombres y fechas de fusilamientos.

Ejecuciones en la Sierra Maestra

Ejecutados por desertar del Ejército Rebelde

  • René Cuervo. Agosto de 1957.
  • Aristidio. Octubre de 1957.
  • Pedro Guerra. 26 de junio de 1958.

Ejecutados por colaborar con el ejército de Batista

  • “Chicho” Osorio, campesino de la zona. 1957/1/17.
  • “El Negro” Nápoles, campesino de la zona miembro del Ejército

Rebelde. 1957/2/18.

  • Eutimio Guerra, campesino de la zona miembro del Ejército

Rebelde. 1957/2/17.

  • Dos campesinos no identifi cados, abril de 1957.
  • Filiberto Mora, campesino de la zona, 1957/4/15.
  • Colaborador del ejército de Batista. Agosto de 1957.

Ejecuciones en Santa Clara, enero de 1959.

1 Ramón Alba Moya 1/3/1959

2 Felipe Barroso Pérez 1/-/1959

3 Pedro Borrell 1/23/1959

4 José Fernández Martínez 1/2/1959

5 Alejandro García Alayón 1/5/1959

6 Horacio Hernández 1/28/1959

7 Héctor Mirabal 1/-/1959

8 Félix Montano Fernández 1/-/1959

9 Rafael Naranjo Calderón 1/28/1950

10 Arturo Pérez Pérez 1/24/1959

11 Cano Prieto 1/5/1959

12 Pablo Rodríguez Carazo 1/27/1959

13 Ricardo Rodríguez Pérez 1/11/1959

14 Cornelio Rojas Fernández 1/7/1959

15 Narciso Romero 5/12/1905

16 Francisco Rosell 1/11/59

17 Ignacio Rosell Leyva 1/11/59

18 Antonio Ruíz Beltrán 1/11/59

19 Ramón Santos García 1/12/1959

20 Isidoro de Jesús Socarrás 1/12/1959

21 Manuel Valdés 1/-/1959

22 Eligio Zuley 1/23/1959

Ejecuciones en la prisión Fortaleza de La Cabaña, 1959

1 Pelayo Alayón 2//1959

2 Pedro Alfaro 7/25/1959

3 José Luis Alfaro Sierra 2/6/1959

4 Mariano Alonso Riquelmo 7/1/1959

5 José L. Álvaro 3/1/1959

6 Miguel Angel Ares Polo 2/6/1959

7 Alvaro Argueira Suárez 3/21/1959

8 Eugenio Becquer Azcárate 9/29/1959

9 Ramón Bicet 7/25/1959

10 Juan Manuel Capote Fiallo 5/1/1959

11 Eladio Caro 2/6/1959

12 Antonio Carralero Ayala 2/4/1959

13 José de Jesús Castaño Quevedo 3/7/1959

14 Gertrudis Castellanos 5/7/1959

15 José Lorenzo Chamace 10/15/1959

16 Ángel María Clausell García 4/29/1959

17 Raúl Clausell Gato 3/15/1959

18 Demetrio Clausell González 2/1/1959

19 Eloy F. Contreras Rabiche 4/1/1959

20 N/A Cuni (brother #1) 6//1959

21 Roberto Cuni (brother #2) 6//1959

22 Antonio de Beche 1/5/1959

23 Mateo J. Delgado Pérez 4/12/1959

24 José Díaz Cabezas 7/30/1959

25 Fidel Díaz Merquías 4/9/1959

26 Rudy Fernández 7/30/1959

27 Ramón Fernández Ojeda 5/29/1959

28 Salvador Ferrero Canedo 5/29/1959

29 Héctor Figueredo 1//1959

30 Eduardo Forte 3/20/1959

31 Ángel García León 5/1/1959

32 Rafael García Muñiz 3/18/1959

33 Evaristo Venereo González 11/14/1959

34 Ezequiel González 1//1959

35 José González Malagón 7/2/1959

36 Ricardo Luis Grao 2/23/1959

37 Gerardo Hernández 7/26/1959

38 Secundino Hernández Calviño 4/18/1959

39 Rodolfo de Jesús Hernández Falcón 9//1959

40 Francisco Hernández Leiva 4/15/1959

41 Jesús de la Caridad Insua González 7/22/1959

42 Enrique Izquierdo Portuondo 7/23/1959

43 Silvino Junco García 11/15/1959

44 Ariel Lima Lago 2/18/1959

45 Ambrosio Malagón 3/21/1959

46 Armando Mas Torrente 2/17/1959

47 Onerlio Mata Costa Cairo 1/30/1959

48 Elpidio Mederos Guerra 1/9/1959

49 José Manuel Milián Pérez 3/4/1959

50 Pedro Morejón 1/31/1959

51 Félix Oviedo González 7/24/1959

52 Juan Pérez Hernández 5/29/1959

53 Emilio Puebla 4/30/1959

 

 

 

Entregan premio Porfirio Ramírez

Desde la sede de la ”Academia Julio Machado” en Placetas dan lectura al comunicado sobre la entrega del reconocimiento ”Porfirio Ramirez” al luchador anticastrista Idalberto González Gómez.

Premio Porfirio Ramírez a Idalberto González Gómez

luchador anticastrista Idalberto González Gómez (Izq) junto a Yoel Bravo activista del FRCOZT

Quién fue Porfirio Ramírez ?

Porfirio Ramírez al momento de alzarse en armas contra el régimen comunista cubano era Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Junto a Porfirio  también fusilaron a Plinio Prieto, Sinesio Walsh, Angel Rodríguez del Sol y José Palomino Colón, todos también patriotas íntegros de legendario valor que como él fueron a las montañas a luchar contra el totalitarismo.

 Plinio Prieto había sido Comandante de la Organización Autentica “OA” en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Su entrañable amigo Roberto Jiménez escribió

La historia de Porfirio Ramírez es la historia de su pueblo. Nace en 1933, cuando una generación de jóvenes cubanos hacía que la República se vistiera de largo y estrenara pasos propios. Allá en la finca “San José” del pueblo Antón Díaz, provincia de Las Villas- en cuya casita vivió toda su vida- se empinó desde el surco, el gigante que habría de continuar la obra de “la generación del treinta” , contribuyendo a mantener la integridad de la patria y el histórico afán de libertad y justicia del pueblo cubano. Creció en el campo, en él juega por primera vez y en él suda bajo el rigor de los trabajos agrícolas.

Comienza sus estudios en la escuela rural de Antón Díaz. Los continúa en la vecina ciudad de Santa Clara, hasta graduarse de la Escuela Profesional de Comercio, donde es nombrado profesor siendo muy joven.

Siempre trabajando para costearse sus estudios de alumno brillante, ingresa en la recién creada Universidad Central de Las Villas.

Involucrado de lleno en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista, su condición de líder natural y su temeridad lo señalan demasiado entre las fuerzas represivas urbanas y se alza en armas en las montañas villareñas con la Organización Auténtica.

En 1959 la revolución triunfante es el marco de las grandes esperanzas del pueblo y Porfirio, ahora con grados de capitán, rodeado de una aureola de leyenda, saca personalmente de la cárcel a cuantos sabe que han sido detenidos injustamente.

Regresa a la vida civil y a la universidad, donde despliega una intensísima actividad por hacer del joven centro docente uno de máxima calificación académica, a la vez que comprometido estrechamente con su comunidad. Trabaja como Contador del Gobierno Provincial. Es elegido abrumadoramente a los más altos cargos de la Asociación de Alumnos de la Facultad de Ciencias Comerciales, donde está a punto de graduarse, y de la Federación Estudiantil Universitaria, de la que fue Presidente hasta sus últimos momentos.

Dirigente honesto y parco en palabras, enemigo de la demagogia, es un convencido de las ideas civilistas y democráticas. Lo caracterizan su sencillez, y su sonrisa franca para todos.

Su popularidad trasciende el recinto universitario provincial y se proyecta nacionalmente. Está entregado de lleno a la restauración de la democracia en una Cuba que quiere sea cada vez más justa. Pronto va creciendo su inconformidad ante la traición que se vislumbra y el creciente avance del totalitarismo.

El 23 de agosto de 1960, junto a su hermano, “El Niño” Ramírez, regresa a las montañas del Escambray, que durante años serían escenario de una de las mas heroicas gestas liberadoras de nuestro pueblo, increíble epopeya librada por los más humildes hijos de la patria, que hicieron derroche de valor y sacrificio frente a la más brutal y masiva represión que recuerda nuestra historia, financiada y dirigida por la Unión Soviética.

Porfirio es hecho prisionero. El 12 de Octubre, mientras en las calles de Santa Clara se reprimen manifestaciones juveniles a su favor, en el campamento militar “Leoncio Vidal” de la ciudad, es sometido a una atropellada farsa de juicio que terminó sin dictarse sentencia; cruel engaño, porque habían decidido fusilarlo, como lo hicieron esa noche, pero temían a la reacción popular.

Todavía por aquel tiempo era política del gobierno permitir la asistencia de sacerdotes a los que iban a ser ejecutados. Era una forma de proyectar una imagen engañosa para encubrir ante la opinión mundial y nacional la verdadera naturaleza de un proceso en el que, poco después, se desató una campaña nacional rabiosamente anticlerical y antireligiosa en general. También así se ganaba tiempo para preparar las condiciones que permitieran manipular las reacciones adversas que se derivaran de los futuros pasos ya programados en el secreto esquema totalitario

El grupo que en este caso se proponían ejecutar tenía la característica, sin precedente hasta aquel momento, de que no se trataba de personas vinculadas real o falsamente a crímenes cometidos por el régimen derrotado. En cuanto a Porfirio – el más conocido y popular – se trataba de un dirigente estudiantil de origen campesino, que se había alzado en armas contra Batista, por lo que al triunfo revolucionario ostentó grados de capitán, y habiendo retornado a la vida civil, se convirtió en figura nacional como dirigente de la FEU de la Universidad de Las Villas. Plinio Prieto, Sinesio Walsh y Angel Rodríguez del Sol fueron también oficiales del Ejercito Rebelde, José Palomino fue un intachable integrante del Ejército Constitucional.

Fue por todo ello que los verdugos accedieron a la petición de Plinio, recién nombrado jefe de El Escambray, de formación católica, para que se le permitiera ver a un sacerdote. El juicio, montado como un vulgar circo en el campamento militar Leoncio Vidal, de Santa Clara, tuvo lugar durante el día 12 de Octubre.

Aquella noche, sin embargo, unos militares tocaron apresuradamente a la puerta trasera de la iglesia La Pastora, de Santa Clara, atendida por sacerdotes Capuchinos, para que “un cura” los acompanara al momento y sin excusas. El tal cura resultó ser el fraile español Olegario de Cifuentes, aldeano recio, ya maduro, quien había sufrido en su patria los horrores de la guerra civil.

A la mañana siguiente el padre Olegario expuso con detalles, a un compañero universitario de Porfirio, todo lo sucedido aquella noche. Poco tiempo después, ya expulsado de Cuba, reiteró el mismo relato en varias comparecencias públicas desde Caracas. Este, en síntesis, fue su testimonio:

El sacerdote fue conducido discreta y apresuradamente al campo de tiro militar “La Campana” , ubicado en una zona rural no lejos de la ciudad de Santa Clara, donde se encontraban los prisioneros fuertemente custodiados.

El ambiente era de preparativos acelerados en medio de una evidente improvisación.

A campo abierto el padre Olegario dedicó unos minutos a cada uno de los cinco hombres que iban a morir. Confesaría a la mañana siguiente, todavía conmocionado, que a pesar de ser un hombre curtido por su experiencia personal en España, nunca podría olvidar la serenidad y la convicción conque aquellos hombres le hablaron de las razones por las que iban a morir. Repitió -como quien cumple una misión, de la que hacía partícipe a su interlocutor, quien esto escribe- detalles como las palabras conque Plinio le transmitiera su mensaje final: “Muero confiando en los hombres”, y como los cinco bromeaban entre sí y desafiaban con su valor natural a los militares presentes.

Por ejemplo, expresó que Porfirio tenía en su boca un tabaco sin encender y uno de los militares se acercó y le ofreció la llama de un fósforo, a lo cual El Negro le contestó con una carcajada que no era hora de preocuparse por ese detalle si en unos minutos se lo iban a llenar de huecos.

Poco después de las 9 P.M. se improvisó apresuradamente el escenario.

Las luces de los jeeps y camiones militares se concentraron en los prisioneros, todos de pie y atados. Ninguno aceptó que le vendaran los ojos. Frente a ellos se organizaron los integrantes del pelotón, distribuídos en dos filas: unos delante, rodilla en tierra, y los otros parados detrás. Todos con armas automaticás, cuyas ráfagas se repetieron sin cesar mientras los cuerpos caían.

Al cabo del crimen se impuso un pesado silencio que duró largos minutos. Los verdugos y sus cómplices presentes quedaron paralizados, nadie se atrevía a acercarse a los cuerpos sin vida.

Contó el padre Olegario que se vió precisado a asistir al médico forense, pudiendo constatar que algunos, como Porfirio, tenían impactos de frente en la parte superior del cráneo y en la espalda, por haber caído hacia delante, y otros los presentaban debajo de la mandíbula con desgarramientos a sedal en el pecho, por haberse proyectado su cuerpo hacia atrás con las primeras ráfagas.

Una verdadera masacre.

Con ese crimen pretendían ahogar en sangre y terror al incipiente brote guerrillero de El Escambray. Sin embargo, no sólo en El Escambray, sino en toda Cuba – inclusive donde no existían montañas – se multiplicaron durante años los grupos de alzados, con derroche de heroísmo sin límites.

Porfirio Ramírez, entregó su vida y su sonrisa, pero entró en la historia de Cuba engendrando el futuro. Para sus verdugos fue una trampa, porque su soberbia y su fanatismo los cegaron. Al ametrallarlo, tan cobarde y apresuradamente, (le temían en su inconfesable admiración por él) se hicieron reos de su propia torpeza.

Aquella noche del crimen sin nombre, en el campamento militar de La Campana, cerca de Santa Clara, se inmortalizó la figura del joven Presidente de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Aquel 12 de Octubre marcó un hito en la lucha del pueblo cubano frente a la barbarie comunista, entonces incipiente.

Junto a Porfirio cayeron también los comandantes Plinio Prieto y Sinesio Walsh, Angel Rodríguez del Sol y José Palomino Colón, todos ellos también patriotas íntegros de legendario valor.

Han pasado los años… Los responsables del crimen deben saber que no pudieron matar a sus víctimas. Se suicidaron los verdugos y sus cómplices y su mala causa ha muerto.

Aquellos cinco héroes viven y viviran en la incansable lucha de su pueblo.

Aniversario 60 de una matanza en Cuba

El que visita  Topes de Collantes y otras regiones del Escambray (ya lo he dicho en este blog) transita sobre el rastro de sangre de los inocentes. Igual ocurre con el que anda por otras elevaciones y senderos de la isla.

Se trata de la Matanza de la Loma de San Juan en Santiago de Cubael 12 de enero de 1959, según datos que comparto desde la página de Facebook: Cuba, memoria y verdad, acreditados a  Armando Araya García,  y que yo he copiado textualmente en este blog)

“EL VIL ASESINATO COMETIDO POR RAUL CASTRO EN SANTIAGO DE CUBA EL 12 DE ENERO DE 1959. UNA RAZON MAS PARA RECHAZAR LA ILEGITIMA CONVOCATORIA DE LA DICTADURA PRETENDIDA CONSTITUCIONAL”.

Apenas 12 días después de la partida de Fulgencio Batista, Raúl Castro, actual máximo dirigente del partido único que impone el fraudulento documento de quienes desde entonces ilegítimamente se mantienen en el poder, donde se señala dicho partido como guía de la dictadura que ha sido desde entonces responsable de la muerte de miles ciudadanos cubanos, ése individuo que heredó de su hermano el poder usurpado al pueblo de Cuba durante seis décadas, asesinó en la madrugada del 12 de enero de 1959, en la Loma de San Juan, en Santiago de Cuba, a 72 personas.

Inicialmente los “revolucionarios” comandados por Raúl Castro organizaron un simulacro de juicio en el cual se dictara la sentencia de fusilamiento prevista de antemano para con ello dar apariencia legal a la ejecución: Pero Raúl Castro en su propósito de ejecutar a los inculpados, exasperado al ver que la ausencia de elementos que los inculparan ponía en evidencia la inocencia de éstos y lo injustificado del fusilamiento, entonces interrumpió el proceso, 73 sentencias de muerte decretadas por Raúl Castro fue el desenlace de aquel burdo proceso de pocos minutos de duración y los condenados fueron ejecutados pocas horas después, cerca de las cuatro esa madrugada, de espaldas a una fosa excavada por un bulldozer, donde cayeron sus cuerpos y fue rellenada nuevamente para cubrirlos.

Antonio Llano Montes, periodista que fue testigo de los hechos describió lo ocurrido expresando “Fuimos a reportar el juicio que se les hacía a 72 infelices. Estábamos presentes cuando Raúl Castro interrumpió al tribunal y dijo: Si uno es culpable, los demás también lo son. Los condenamos a todos a ser fusilados”,  en testimonio ofrecido al presentarse en el programa de la estación WAQI Radio Mambí (Miami), trasmitido a las 9 de la mañana el lunes 28 enero 2002 a las 9 a.m. lo ocurrido en la Loma de San Juan:

“Fuimos a reportar el juicio que se les hacía a 72 infelices. Estábamos presentes cuando Raúl Castro interrumpió al tribunal y dijo: “Si uno es culpable, los demás también lo son. Los condenamos a todos a ser fusilados”.

En la primera plana del periódico “Revolución”, el 14 de enero de 1959, con el titular “¡EXCLUSIVA! ¡VEA LA LISTA DE LOS FUSILADOS EN SANTIAGO!” apareció publicada una lista, de 73 (no de 72) personas fusiladas en “Loma de San Juan” el 12 de enero de 1959.

1- Abreu Galván, Mario

2- Álvarez, Antonio

3- Álvarez Roque, Andrés

4- Amador, Oscar

5- Álvarez Díaz, Fernando

6- Aragón, Fidel

7- Balboa López, Ángel Luís

8- Barrero Silva, Antonio

9- Bautinal Bell, Juan

10- Bello Tamayo, Efrén

11- Bravo Montalvo, José

12- Bocaña Callazo, Rafael

13- Caballero, Miguel

14- Calá de la Rosa, Leonel

15- Castillo Ramírez, Pedro

16- Castro Lora, Víctor M.

17- Cedeño, Cesar

18- Chacón Santa Cruz, Emerico

19- Cortes Maldonado, Benito

20- Coso Pérez, René

21- Curiet, Manuel

22- De la O, Arístides

23- Denis, Justo

24- Despaigne Moret, Enrique

25- Díaz, Rodolfo

26- Díaz Rodríguez, Fernando

27- Díaz Zamora, Raúl

28- Duarte Anaya, Raúl Damián

29- Durán Matos, Facundo

30- Estrus Clavijo, Arturo

31- Fernández Tirado, Eloy

32- Fernández Valdés, Ernesto

33- Fernández Valverde, Ernesto

34- Ferrán, Alonso

35- Fonseca, Mario

36- Gil, Alfredo, Raimundo

37- González, Marino

38- González Guillot, Manuel de Jesús

39- Gutiérrez García, Juan

40- Gutiérrez Valdés, Antonio

41- Haza Grasso, Bonifacio – dominicano-

42- Hernández Morales, José

43- Heredia, Ramón

44- Herrera Duque, Heliodoro (Eliotón)

45- Leiva, Ángel

46- López Despaigne, Aristonico

47- López Toledano, Arístides

48- Martín Céspedes, Alberto

49- Morales Carrillo, Antonio

50- Morfi Castillo, Jose Ramon

51- Montero, Armando Martín

52- Novas Hernández, Nicolás

53- Odio, Israel Arencibia

54- Oliu Cordero, Federico

55- Oduardo, Eraclio

56- Olea Gross, Domingo

57- Olea Gross, Miguel Ignacio

58- Olivera Azains, Pedro

59- Ortiz Verdecia, Armando

60- Peña Martínez, Manuel

61- Portuondo Rodríguez, Luís A.

62- Prats Cervantes, Manuel

63- Ramírez Caballero, Antonio

64- Reitor, Antonio

65- Rivera Nordet, Juan A.

66- Roque del Toro, Benigno

67- Rodríguez Pérez, Pedro

68- Saavedra Pinedo, Celso

69- Saavedra Romero, Francisco

70- Torres del Toro, Benigno

71- Torres López, Filiberto

72- Torre Martínez, Juan José

73- Zenén Jiménez, Mas

ver

No existe argumento alguno que legitime un documento, que se pretende constitucional y democrático, en el que se declara rector de la sociedad y garante de su pretendida “Constitución” al partido “único” encabezado por el vil culpable de estos crímenes y en el que se agrupan sus cómplices. Intentar siquiera legitimidad a esa farsa dictatorial, contribuir con ello a la prolongación de un tal régimen, es condenar al pueblo cubano al incesante incremento del luto que sufre por las ya más de 7 000 muertes causadas por esa dictadura, es condenarlo a continuar sometido a la barbarie de la opresión que se le impone: Contribuir a ello es complicidad criminal.

Cubanos; toda persona honesta del mundo, por el derecho que todo pueblo tiene, a ser libre:

No al castrismo, no a la patraña constitucional conque pretende prolongar su régimen, no a la dictadura.