No puede aguantar mantenerse en silencio ante el grave daño que provocan

Una médico de California llamada Patricia Lee que trabaja en la UCI y que, a pesar de que ella misma reconoce estar inoculada, dice en  cartas enviadas a la FDA y a los CDC el pasado día 28 de septiembre, que “ya no puede aguantar mantenerse en silencio ante el grave daño que provocan las inoculaciones.

 En las cartas, explica haber observado más lesiones relacionadas con la vacuna de las que ella ha podido ver en los últimos 20 años.

Denuncia que en su “experiencia personal al tratar este año  a pacientes en una UCI no concuerda con las afirmaciones hechas por las autoridades de salud federales con respecto a la seguridad de las vacunas”. Y concluye diciendo que es “su conciencia la que le obliga a denunciar estos hechos”.

(A partir de pubicación ElDiestro/com).

En su carta, Lee describe que lo que está viendo en su trabajo es a “personas completamente sanas que sufren lesiones graves, a menudo fatales”. Cuenta, además, los principales efectos con los que se está encontrando al ver pacientes con “mielitis transversa, que resulta en cuadriplejía, neumonía por Pneumocystis, falla orgánica multisistémica, trombosis del seno venoso cerebral, choque hemorrágico posparto y choque séptico, y viremia diseminada por CMV y CMV”.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.