Recientemente examiné las casi veinte mil subvenciones benéficas que la Fundación Gates había concedido hasta finales de junio y encontré más de 250 millones de dólares destinados al periodismo. Entre los beneficiarios se encontraban empresas periodísticas como la BBC, NBC, Al Jazeera, ProPublica, National Journal, The Guardian, Univision, Medium, Financial Times, The Atlantic, Texas Tribune, Gannett, Washington Monthly, Le Monde y el Center for Investigative Reporting; organizaciones benéficas afiliadas a medios de comunicación, como BBC Media Action y el Neediest Cases Fund del New York Times; empresas de medios de comunicación como Participant, cuyo documental Waiting for Superman apoya la agenda de Gates sobre las escuelas concertadas; organizaciones periodísticas como el Pulitzer Center on Crisis Reporting, la National Press Foundation y el International Center for Journalists; y una variedad de otros grupos que crean contenidos informativos o trabajan en periodismo, como la Leo Burnett Company, una agencia de publicidad a la que Gates encargó la creación de un «sitio de noticias» para promover el éxito de los grupos de ayuda.

En algunos casos, los beneficiarios dicen que distribuyeron parte de la financiación como subdonaciones a otras organizaciones periodísticas, lo que dificulta la visión completa de la financiación de Gates en el cuarto poder.

EL articulo completo puedes leerlo en el siguiente enlace: https://www.laiberia.es/el-periodismo-que-protege-a-bill-gates