El rábano rojo, rallado y diluido en agua, es el más potente quelante, que elimina los metales pesados, como bien sabían los antiguos, que lo utilizaban como remedio para los venenos. Escuchad lo que dice esta investigadora entre los minutos 15 y 30. Tres días seguidos, en ayunas.