En la tradición comunista, cuando un miembro de la nomenclatura que ha estado involucrado en una situación de crisis menciona la palabra “autocrítica”, casi siempre es porque ya está marcado para la defenestración. Seguir en

https://reynelaguilera.wordpress.com/2021/07/20/se-va-el-perro-canelo-y-llega-el-puerco-marrero/

aguilera

En la tradición comunista, cuando un miembro de la nomenclatura que ha estado involucrado en una situación de crisis menciona la palabra “autocrítica”, casi siempre es porque ya está marcado para la defenestración.

En una de sus recientes comparecencias ante la televisión cubana, el perro apaleado de los Castro, también conocido como Canelo, dijo lo siguiente:

“… y sobre la base de la autocrítica, de las cosas que tenemos que superar, lo que estoy llamando es que nosotros tenemos que seguir multiplicando los sentimientos de solidaridad, de sensibilidad, de respeto, de… bla, bla, bla

Lo dijo vestido con una guayabera blanca y cerca de él, con guayabera negra de eclipse en ciernes, estaba su posible sucesor, el gordo Marrero, el puerquito en ceba preferido de Alejandro “El Tuerto” Castro Espín.

Siempre, desde que lo pusieron a dedo estirado y aplausos titubeantes, dije que el verdadero nombre de Díaz…

Ver la entrada original 596 palabras más