El jueves, los demócratas en el Congreso reintrodujeron la legislación para poner fin a la Enmienda Hyde con la Ley de Igualdad de Acceso a la Cobertura del Aborto en el Seguro Médico de 2021, también conocida como la Ley EACH , informó LifeNews.com

Parte del proyecto de ley dice que “el nivel de ingresos, la riqueza o el tipo de seguro de una persona no debe impedirle tener acceso a una gama completa de atención médica relacionada con el embarazo, incluidos los servicios de aborto”.

Las representantes demócratas Barbara Lee (CA), Ayanna Pressley (MA), Diane DeGette (CO) y Jan Schakowsky (IL)   presentaron la legislación en la Cámara . 

Los legisladores también presentaron una legislación a principios de este mes que permitiría que los fondos federales se destinen a abortos en el extranjero al derogar la Enmienda Helms.

Esencialmente lo que busca este proyecto de ley, al igual que todas las propuestas demócratas que cada día parecen más socialistas, es disfrazar la ‘necesidad’ de un grupo en desventaja económica u otra para justificar su obsesión por matar a los niños por nacer, sin que este grupo se los haya pedido, precisa BLes.com

El único obstáculo legal que tienen los demócratas para financiar el aborto con fondos federales es la histórica Enmienda de Hayde de 1976 que básicamente dice, y es lo que buscan refutar los demócratas, es que si bien el estado no debe interferir con la libertad de una mujer de optar por realizarse un aborto tampoco está obligado a cubrir ese gasto a través de los programas de salud pública como Medicaid, etc.

Usar el dinero de contribuyentes que son provida para financiar abortos no solo plantea un problema moral para el estado, también tiene un efecto dañino a la largo.