El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, rechazó la idea de exigir pasaportes de vacunas al anunciar este lunes que tomará medidas ejecutivas para asegurarse de que no estén permitidos en su estado. 

La declaracion del gobernador surge luego de que la administración de Biden informara que está trabajando actualmente con empresas privadas que buscan desarrollar los pasaportes de vacunas que en definitiva son documentos digitales o en papel que brindan información sobre la salud de una persona, incluida la prueba de vacunación contra COVID-19. 

“Es completamente inaceptable que el gobierno o el sector privado le impongan el requisito de mostrar prueba de vacuna, simplemente para participar en la sociedad normal”, expresó De Santis en una conferencia de prensa en Tallahassee este lunes.

Básicamente, un ‘pasaporte de vacuna’ se refiere a documentos, ya sea en papel o digitales, que brindan información de salud, como si alguien ha recibido la vacuna COVID-19. Presentar esa información permitirá, a su vez, que la persona vacunada viaje y asista a eventos.

La idea de que todos tengan un pasaporte de vacunas ha atraído la atención generalizada en los últimos meses a medida que se implementan las vacunas y las compañías de viajes miran hacia una restauración futura.

O sea que lo que antes era confidencial entre paciente y médico con relación a la salud de una persona ahora pasa a ser de acceso hasta de los que trabajan en los aeropuertos ?

Solo esto le faltaba al comunismo americano. Ya impusieron la mordaza, en breve irán por las armas y como siempre la privacidad pasa a ser del “colectivo”.

Afortunadamente el gobernador dijo que los pasaportes de vacunas no son bienvenidos en el estado de Florida, y señaló que violan la privacidad y las libertades individuales.

Nos toca a nosotros apoyarlo y tomar acción para no convertirnos en la masa esclava.