La  entrevista entre Meghan Markle, el príncipe Harry y Oprah Winfrey el domingo ha acaparado titulares. Los que prefieren la farándula se la están pasando bien porque ahí les han dejado tela para cortar. Pero los que  han estado todos estos meses atrás despertando del gran letargo en que vivíamos, no creo que nos hallamos conformado con los cuentos de alcoba y la bobería de la suegra mala, la reina buena y otros dime que te diré de la parejita.

He observado en las últimas horas varias fotos de la entrevista que varias personas han compartido en sus grupo de telegram. Muestran a la sra Oprah con algo en uno de sus tobillos y sugieren que allí hay un grillete electrónico.

No es la primera vez que en los sitios alternativos al BIGTECH  se cuentan historias muy, pero que muy feas de esa señora y están  relacionadas con perversiones que no quiero ni debo m mencionar aquí.

En fin, eso hay que observarlo inteligentemente y cuestionarlo.

Pero ahora vayamos al otro tema que quiero analizar con ustedes porque desde hace más de un año el nombre de la reina Isabelita de Inglaterra aparece en todas las listas de malvados del mundo y uno de sus hijos en la extensa relación de visitantes a la isla de Epstein.

También desde hace mucho circula en redes alternativas los vínculos con las familias de la oscuridad asi como las fotos de su querido esposo que dicho sea de paso resultan espeluznantes y se parecen más al conde Drácula que a otro ser.

Yo no sé exactamente si en próximos meses se van a destapar todas las cloacas para poder conocerlos a todos pero sospecho que los oscuros saben que cada día están más expuestos e intentan sobrevivir. Tal vez por eso y para desviar la atención es que de pronto todos los puntos de giro se estan enfocando en Harry y su querida Megan.

Queda observar con ojo crítico a la familia real no al nieto desligado y a la senora Oprha. No olvidemos lo que esta pasando con Cuomo.

Mientras eso ocurre en la familia real, que ya no es tan real, ni tan familia, también en otras regiones como Cuba Venezuela ocurren sucesos que debemos analizar con ojo crítico y buscarle otras aristas.

Solo por poner un ejemplo les muestro dos escenas ocurridas precisamente esta día 9 de marzo en La Habana y que no acapararon titulares ni comentarios en la redes sociales y mucho menos en la prensa amaestrada del mundo, también amaestrado.

Una de las escenas que les hablo ocurrió en Luyano y la Otra en El Cerro donde cientos de personas intentaban acceder a las tiendas para comprar los escasos alimentos que llegan.

(Es una colaboración de Pedro Luis Fernandez activista del FANTU).

Los dos videos no muestran por primera vez la realidad cubana.

Observen este enlace de publicaciones de hace un año atrás.

La isla se cae a pedazos, el hambre es infinita, la pobreza no puede ser mayor y en el país un estallido social no se puede descartar.

Sin embargo las manos que manejan desde la oscuridad ciertos asuntos comenzaron desde hace unos meses a operar para que en la isla se dieran una serie de “eventos artísticos” que derivaron en la historia del estribillo de “Patria y Vida” y que ahora mantiene, tanto fuera como dentro de la isla, a los que se presentan como gestionadores de la democracia en Cuba, ocupados con el asunto del apoyo a los cubanos, del diálogo entre los de aquí y los de allá, de la unión desde la diversidad, de la derogación del inciso X de la ley 500, en fin, otra vez el mal, no el mar de Reinaldo Arenas)

El pasado 15 de enero falleció una niña de 5 años de edad en el hospital Mario Muñoz de Colón, por falta de una ambulancia para el traslado al hospital provincial en Matanzas.

Pero no es esa la única situación terrible en un país donde el déficit de alimentos y de nutriente,s además de minar los seres humanos, deja secuelas imborrables para los pequeños que desde el vientre de la madre pasan hambre.

Y es que así son los que quieren seguir manejando los destinos de la humanidad. Para sostener el poder sobre la población y evitar que algo se les vaya de sus controles, buscan acciones disociadoras.

Hagamos un análisis en reversa.

La prensa amestrada publicó que este 5 de marzo  una primera llamada telefónica logró “romper el hielo”  respecto al comienzo de la reconstrucción de las relaciones trans-Atlánticas entre los EEUU y la Unión Europea, luego de que social media sentara a Biden e una mesa presidencial.

Dijo la prensa que después que Joe Biden y la Jefe de la Comisión de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, hablaran, ambas partes decidieron suspender por un período de cuatro meses, los aranceles usados en la prolongada disputa entre la compañía europea Airbus y la americana Boeing.

Pareciera que no tiene nada que ver con Cuba y el eterno vínculo de Estados Unidos, pero yo, que me invento cada historias,  sigo pensando en los hilos que conectan los destinos de Cuba con el “gobierno” que opera en la sombra desde hace más de seis décadas.   

Para mí no es casualidad que en las últimas semanas también las voces de ‘patria y vida’, la Unión Europea, Cuba, y  grupos en Estados Unidos que tocan las puertas del presidente de turno en Washington, hayan comenzado a darle otra vuelta a la noria.

Tampoco para mí fue casualidad que en noviembre pasado en la misma semana que Sidney Pawell mencionara el nombre de Cuba mientras hablaba de las máquinas Dominion, y el tema del Fraude astronómico que galopa sobre la dignidad de los EEUU, en la isla comenzara una protesta que parecía infinita.

Ese hecho de inmediato ganó relevancia en las redes sociales gracias al impulso y la réplica de los blogs financiados por Ongs y a la inclusión de esa noticia en titulares del mismísimo WPost al que le arrestaron por unas horas a uno de sus colaboradores en La Habana.

De pronto todos los ojos se posaron en la protesta, en la huelga,  en los reclamos a favor de un rapero, detenido unos días antes por decirle a un policía que había violado la ley al entrar sin permiso en su casa.

También en esos días otro joven, que ni era “actista”, ni vendía hortalizas, como el que desató la furia de la primavera árabe, salió a una céntrica calle portando un cartel para pedir la libertad del que  había ido a los calabozos antes.

Ahora el pobre muchacho que protestó por el rapero y el mismo rapero siguen en la cárcel.

Los ‘actistas’ ya no están concentrados en sacar a los raperos de prisión. POr ahora en sus conversaciones figuran la palabra diálogos mientras el estribillo de patria y vida sigue su curso, también en las redes.

Y Cuba? Sigue siendo devorada por el hambre y la indigencia.