Cinco puntos de confluencia que deben cumplirse en todas y cada una de las demandas que hagamos los cubanos en la isla y el exilio y que conduzcan a un estado de derechos.