Teresa Miranda vive en Guaro, provincia de Holguín y ayer escribió en su página de Facebook.

“Ahora solo se puede ir a cobrar el dinero a la Western Union  una sola vez en la semana, lo que genera grandes colas y broncas”.

“Hoy yo fui a Cueto para cobrar un dinero, desde por la mañana hasta las 5.00 pm, para que al final de la jornada, me dijeran que SE ACABÓ EL DINERO. Perdí todo el día en vano, me trasladé desde mi pueblo hasta Cueto, con sacrificio, ya sabemos como es el problema del transporte. Ahora tengo que esperar otra semana más, para ver SI ALCANZO.

Conclusión: La Dictadura se roba el dinero que con sacrificio, otros envían desde el exterior, pero les aseguro, que si vuelvo a Cueto por gusto, les daré una respuesta peor que la que di hoy.

Y según me dijeron, hoy en Mayarí, la oficina de la Western Union era un verdadero infierno.

Ojalá y la amenaza de Trump se concrete, buscando una alternativa, que no perjudique  los cubanos de a pie, pero que le impida a la Dictadura, seguir acaparando un dinero que no le pertenece.

Además tomé una foto en un Parque, donde permanece una cola día y noche, para ver que llega a la tienda . Hoy llegó un carrito y todos estuvieron esperanzas de que fuera algo para comer, pero que decepción, era RON.

Por lo visto, el régimen quiere mantener a la gente enbriagada, para que pierdan la conciencia de la realidad horrorosa que están viviendo, muertos de hambre, sin un jabón para bañarse, llenos de calamidad de todo tipo.