Cubanos: Ante el descalabro económico, político y social que sufre nuestro pueblo es imprescindible fijar, puntos de compromiso, que tengan como objetivo el fin del sistema totalitario imperante en nuestra patria y el establecimiento de una democracia plena:

1- Manifestar el total rechazo al castro-comunismo. Fin y desmontaje del totalitarismo como paso primario para el tránsito a la democracia. Compromiso con un marco jurídico y legal durante la transición, que garantice el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de toda la ciudadanía, la sociedad civil independiente y las organizaciones políticas democráticas.

2- Priorizar el contacto y trabajo con amplios sectores del pueblo cubano para demostrar la viabilidad de nuestra visión de una Cuba democrática y próspera como lo deseó nuestro Apóstol José Martí: “Con todos y para el bien de todos”.

3-Obtener un sustancial apoyo económico, así como político y diplomático para los proyectos pro democracia y derechos humanos al interior de la Isla firmantes de este compromiso.

4- Trabajar en ampliar esfuerzos encaminados a obtener un eficaz apoyo internacional para la causa de la democratización de Cuba, comenzando con una fuerte campaña que exija la inmediata e incondicional liberación de los presos políticos y el fin de la represión.

5- Rechazar cualquier maniobra engañosa del régimen, incluyendo todo tipo de procesos electorales, que estén bajo su manipulación y control lo cual alargaría o perpetuaría el totalitarismo. Celebración de elecciones libres y plurales con plenas garantías de imparcialidad, incluyendo la supervisión de observadores internacionales de países democráticos, que se efectuaría dentro de un período de transición de 12 a 18 meses, una vez desmantelado el sistema actual.

Más del 70 por ciento de los cubanos no desea un régimen de partido único en la isla y menos del 30 por ciento prefiere continuar con el actual sistema, reveló una encuesta realizada por la iniciativa Compromiso Democrático.