De #MiAgendaConCuba

La profesora cubana Omara Ruiz Urquiola, paciente de cáncer de mama, pidió cambiar de médico en el hospital de La Habana donde atienden su caso. La petición la hizo la pasada semana luego de un error en su último ciclo de tratamiento, que atribuyó al personal que la atiende en ese hospital y que hizo que su salud empeorara.

Foto de Adonis Milan
Aunque visten con ropa civil los apostados en las afueras del hospital son militares cubanos o miembros de la Seguridad del Estado, da igual como llamarlos porque igual obedecen órdenes.

Su pedido fue ignorado por las autoridades del hospital.

En lugar de  médicos y directivos de ese “centro de salud” quien respondió fue el alto mando militar (que se viste de civil) y ordenó “cambiar”cada 24 horas  a los represores, vigilantes, sabuesos, o como quieran llamar, que vestidos con ropa civil se encargan de hacer el trabajo sucio.

El acoso contra la mujer forma parte de un eslabón mas de la “cadena de agresiones” en su contra que han venido sucediendo desde que comenzó a denunciar los serios problemas de la medicina en la isla y que culminó en la expulsión del centro docente donde trabajaba en la capital.

El viernes por la noche el dramaturgo Adonis Milán  luego de visitarla en el hospital escribió en su página de Facebook:

Adonis Milán:Ahora mismo tenemos vigilancia en las afueras del Hospital Oncológico, Omara Ruiz Urquiola está siendo vigilada por la policía política. Cobardes vigilando a una mujer enferma que va a ponerse sueros contra el cáncer. Hago total responsable a Miguel Díaz Canel de la vida de mi amiga Omara, si algo le pasa en su tratamiento no tengan duda que fue un crimen de la dictadura cubana.