Humillación y maltratos a presos en la prisión Jóvenes de Occidente, donde han golpeado a mi nieto Rosuan Durán Melchor, escribió en su perfil de Facebook Rosa Maria Rodriguez Gil

Les comparto el post que en las últimas horas escribió una valiente y humilde mujer cubana que ahora mismo lleva sobre sus hombres la responsalidad de representar al Movimiento Cristiano Liberación en la isla y sufrir los rigores de una  tiranía que castiga a su familia porque no renuncia a la lucha por los derechos en la isla.

Les dicen que que son “perros” y los maltratan de palabras y de golpes. El martes pasado una guardia le dio dos galletas por la cara a mi nieto Rossuan solamente porque el hizo un comentario que nunca había visto a una guardia con el pelo suelto. Y en ese mismo momento el guardia que iba con ella le pegó con el bastón a un muchacho porque estaba sentado en la cama.

El viernes ( que tuvo la visita de aseo) él le había hecho a su mamá una flor de papel y el guardia se la rompió. La visita se la dieron separada de los demás presos, ese mismo guardia dijo que el no tenia el traje de preso y que ahora no había y por eso nos trancaron con candado y sin respeto que mi otro nieto de 7 años estaba presente, que fue a ver a su hermano.

 

Allí me enteré que los presos que son abusados verbalmente y golpeados y después le quitan la visita para que se les baje las hinchazón y le dicen a la familia que se portaron mal y que por eso no tienen visita.

marzo 31

 

¿Por qué castigan a la familia?

El trabajo de Rosa María Rodríguez trasciende a una gestión o denuncia puntual de problemas de agua.

Ella coordina en las provincias occidentales la labor del MCL, incluyendo la campaña “Un cubano, un voto”, que pide reforma en la ley electoral para que sea verdaderamente democrática e inclusiva y que ha sido entregada en mano más de 100 diputados de la Asamblea Nacional

Los invito a leer: Rosa María Rodríguez Gil: “Mucho más que una queja vecinal”